Sanidad comunica 18.669 nuevos casos y 238 fallecidos

Las UCIS de La Rioja, Aragón y las ciudades de Ceuta y Melilla tienen la mitad de sus camas ocupadas por enfermos Covid

La curva de contagio continúa imparable en España, pese a los confinamientos perimetrales y las restricciones cada vez mayores que están poniendo en marcha los gobiernos regionales. Aunque es cierto que después de un puente tan largo hay retrasos en las notificaciones de casos y que muchos han terminado de salir hoy a la luz, no dejan de ser una cantidad muy alarmante. El Ministerio de Sanidad ha informado hoy de 18.669 nuevos contagios, 5.141 de ellos con fecha de diagnóstico en el día previo. Así, la incidencia acumulada en los últimos 14 días sube hasta los 527 casos por cada 100.000 habitantes, pero hay grandes diferencias por comunidades. En Melilla, Aragón y Navarra se duplica y supera el umbral de los 1.000 casos. Ceuta y Castilla y León sobrepasan los 800 casos por 100.000 habitantes y Cataluña y La Rioja los 700. En Madrid, la situación era muy parecida hace unas semanas, pero los confinamientos por áreas de salud de Isabel Díaz Ayuso están surtiendo su efecto: su incidencia está muy por debajo de la media nacional y se reduce día tras día. Ahora se sitúa en los 382.

“Son unos datos malos con una incidencia elevada, pero a nivel internacional se sigue una tónica general lo que pone en peligro todo el ejercicio de control que estamos haciendo”, explicó el director del Centro de Alertas y Emergencias, Sanitarias, Fernando Simón. ocupa el puesto 16 en incidencia acumulada “pero está muy por encima de los valores aceptables”.

El resto de indicadores epidemiológicos también están disparados. El que más preocupa es la ocupación de las camas UCI por enfermos de Covid. A nivel nacional es del 29,17%, pero en Melilla crece hasta el 57% y en la Rioja hasta el 56%. Aragón tiene una ocupación del 48%, Ceuta del 47%, Cataluña del 42%, Navarra del 40%, Castilla y León del 39% y Madrid del 38%.

Sanidad también ha informado de 238 nuevos fallecidos, que suman un balance total de 36.257 defunciones desde que comenzó la epidemia en España.