Las medidas de confinamiento redujeron las emisiones contaminantes un 60%

La mala calidad del aire causa 400.000 muertes prematuras en la UE

En la última década, murieron 60.000 personas menos debido a la mala calidad del aire
En la última década, murieron 60.000 personas menos debido a la mala calidad del aireServicio Ilustrado (Automático) PXFUEL

Un informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) constató ayer que las medidas de confinamiento para hacer frente a la pandemia del coronavirus han tenido un efecto positivo en la calidad del aire que respiramos los europeos. Los datos provisionales de esta agencia aseguran que en algunos países europeos las emisiones de gases con efecto contaminante bajaron hasta un 60%. Bruselas calcula que la mala calidad de aire causa 400.00 muertes prematuras anuales en el club comunitario.

España e Italia destacan como los dos países en los que las medidas de confinamiento fueron más estrictas durante la primera oleadas y esto acabó repercutiendo en el volumen de gases contaminantes. En el período del 15 de marzo al 30 de abril, las mayores caídas en las concentraciones de dióxido de nitrógeno en las grandes ciudades tuvieron lugar en Barcelona y Madrid (59% y 47% respectivamente) seguidos de Italia: Milán (54%), Turín( 47%), Roma y Génova (39%), Francia: Marsella (49%), Niza y Lyon (34%). El informe también explica que la mala calidad del aire causa el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y respiratorias y que los pacientes con estas dolencias tienen más peligro de morir si contraen coronavirus. A pesar de esto, el texto reconoce que todavía no hay suficientes evidencias científicas sobre este punto.

Pero la parte más optimista del informe no se refiere a las consecuencias en la calidad del aire de las drásticas medidas para frenar el virus y sus correspondientes consecuencias económicas, sino en la tendencia de los últimos 10 años. Gracias a las políticas seguidas durante la última década, murieron 60.000 personas menos en el club comunitario si contabilizamos los datos de 2018 en comparación a 2009. Esto supone una rebaja de un 54% de decesos de media en la UE.

Según este informe, las emisiones de gases contaminantes del transporte, incluidos los óxidos de nitrógeno (NOx) se han reducido de manera visible durante este lapso de tiempo. En la agricultura y los edificios esta tendencia es más lenta. En cuanto a España, murieron prematuramente debido a la mala calidad del aire 31.600 personas en 2018, lo que supone un 30,6% menos que los registros de 2009. En julio de 2019, el ejecutivo comunitario llevó a España ante el Tribunal de Justicia de la UE por haber superado los límites del dióxido de carbono que establece la legislación europea en las áreas metropolitanas de Madrid, Barcelona y el Vallés-Bais Llobregat. El director ejecutivo de AEMA, Virginijus Sinkevicius, evitó ayer valorar si las restricciones del tráfico antes del confinamiento impulsadas en Madrid y la prohibición de los coches contaminantes en Barcelona serán suficientes para cumplir la legislación europea.