Sanidad no logra un acuerdo con las comunidades sobre las restricciones de Navidad

Emplaza a los consejeros a “seguir trabajando” para lograr un consenso el próximo miércoles

Un Consejo Interterritorial totalmente infructuoso. El plan de medidas de cara a la Navidad tendrá que seguir esperando, pese a que estaba previsto para hoy. El Ministro de Sanidad, Salvador Illa, se ha limitado a decir al término de la reunión con los consejeros que “es un documento que requiere de más trabajo” y que por eso “nos hemos dado una semana más porque queremos que reúna el máximo consenso posible”.

Lo cierto es que ya varias comunidades han planteado públicamente su desacuerdo con el plan de Sanidad, que limita las reuniones en Nochevieja y Nochebuena a un máximo de 6 personas y extender el toque de queda como mucho a la una de la mañana. Madrid, Cataluña, Navarra y Murcia ya han avisado de que su intención es ampliar el número de comensales a 10 y otras como Galicia que los niños computen de forma distinta. El objetivo es llegar a un consenso para aprobar unas medidas comunes, pero en el Consejo Interterritorial de hoy ni siquiera se ha debatido nada, según fuentes de la Comunidad de Madrid. No estaba en el orden del día, pero como Sanidad envió ayer el borrador y las comunidades tuvieron que presentar alegaciones se esperaba un debate al respecto, que finalmente no se ha producido. Sobre el asunto, Illa tan solo ha declarado que “hay una preocupación alta” por el incremento de movilidad que se espera en diciembre y que ha emplazado a los gobiernos regionales a “seguir trabajando”. “Algunas comunidades han hecho llegar sus puntos de vista y otras lo harán en los próximos días. A ver si el próximo miércoles hay una conclusión al respecto”. Lo único que ha adelantado es que se creará un grupo de trabajo con los cuatro comunidades con estaciones de esquí para valorar como gestionar su apertura.

Las comunidades encaran esta Navidad marcada por la pandemia divididas entre las partidarias de medidas rígidas, como las que plantea el borrador del Gobierno, y otras como Madrid que plantean una apertura más laxa. Aunque el objetivo es llegar a unas recomendaciones comunes, la última palabra será de los gobiernos regionales, que podrán establecer sus propias medidas. Así lo ha afirmado el ministro: “La pandemia no está siendo igual de intensa en todo el territorio. En Navidad continuaremos con el mismo esquema y cada uno tendrá que adoptar restricciones en función de su comunidad. Estamos trabajando en documentos que todavía tienen que ser completados”.

Sobre si se va a permitir la movilidad en todo el territorio nacional, teniendo en cuenta que la mayoría de las comunidades tienen cierres perimetrales autonómicos y municipales, la ministra de Política Territorial, Carolina Darías ha apuntado que “el marco jurídico que tenemos es el estado de alarma y va a ser el que regule las distintas decisiones que tomen las comunidades”.