Salud

Una sola dosis de las vacunas de AstraZeneca y Pfizer reduce un 65% las infecciones

Dos estudios confirman la protección que otorga un suero y su eficacia contra la cepa británica

Thumbnail

La Universidad de Oxford, la Oficina de Estadísticas Nacional (ONS) y el Departamento de Salud y Atención Social (DHSC) del Reino Unido han publicado los pre-prints de dos estudios relativos a la protección frente a la infección de las vacunas contra la Covid de AstraZeneca y Pfizer-BioNTech.

Según informa la primera de estas compañías, los datos del primer estudio concluyen que 21 días después de recibir una dosis única de las vacunas la tasa de todas las nuevas infecciones por Covid-19 se había reducido en un 65%. Concretamente, la tasa de infecciones sintomáticas se redujo en un 72% y las infecciones sin síntomas en un 57%.

“Además, las reducciones -tanto en infecciones como en infecciones sintomáticas- son aún mayores después de una segunda dosis (70 y 90%, respectivamente), parecidos a los efectos en aquellos que previamente habían sido infectados con Covid-19 de forma natural”, explica AstraZeneca en un comunicado, añadiendo que estos beneficios son similares en los grupos de edad mayores de 75 años como en los menores de esa edad.

“Por otro lado, las vacunas han demostrado ser eficaces frente a variantes compatibles con la cepa Kent, también conocida con el nombre de cepa británica”. Según AstraZeneca, estos datos forman parte de la encuesta de infección Covid-19, la primera en mostrar el impacto de la vacunación en la respuesta de anticuerpos y nuevas infecciones en un gran grupo de adultos de la población general de 16 años o más.

Para la obtención de los resultados se han analizado 1,6 millones de muestras entre 373.402 participantes en un periodo de tiempo comprendido entre el 1 de diciembre de 2020 y el 3 de abril de 2021. Los datos procedentes del segundo estudio comparan cómo cambiaron los niveles de anticuerpos después de una sola dosis de las vacunas de AstraZeneca y de Pfizer-BioNTech en comparación con las dos dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech, generalmente administradas con 21-42 días de diferencia.

Según AstraZeneca, la principal conclusión es que no hubo evidencia de que las vacunas de AstraZeneca y Pfizer difieran en su capacidad para reducir las tasas de infección, a pesar de que conllevan una respuesta inmune ligeramente diferente.

El estudio también concluye que, aunque los niveles de anticuerpos aumentaron más lentamente a un nivel mas bajo con una sola dosis de la vacuna de AstraZeneca frente a la de Pfizer-BioNTech, estos disminuyeron más rápidamente, hasta alcanzar niveles muy similares a los de una sola dosis de la vacuna de AstraZeneca, particularmente en personas mayores.