Las comunidades piden a Sanidad que les permita modular el uso de las mascarillas según su situación epidemiológica

Darias defiende que la norma debe ser homogénea en todo el país

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario en Moncloa
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario en MoncloaEUROPA PRESS/M.FERNÁNDEZ. POOL Europa Press

«En esta pandemia entramos juntos y vamos a salir juntos. La mascarilla ha sido un símbolo asociado a esta crisis sanitaria, con tratamiento igualitario en todo el país y nos parece importante que siga siendo así». De esta manera, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, cerró la puerta a las comunidades que quieren modular el uso de los cubrebocas en consonancia con su situación epidemiológica.

Según la ministra, «es importante dar un mensaje de certeza a la ciudadanía, con una pauta homogénea e igualitaria», Por eso, defendió, no sometió a debate el nuevo decreto entre las comunidades. Simplemente informó de él. Lo hizo el mismo miércoles, horas antes del pleno del Consejo Interterritorial para no dejar margen de maniobra.

Ante esta jugarreta, Madrid criticó que «la careta de la cogobernanza se ha caído hace mucho tiempo», en palabras del portavoz del Gobierno regional, Enrique Ossorio. También Andalucíacriticó duramente a Darias porque la nueva medida «se debería haber debatido». El consejero de Salud, Jesús Aguirre. no entiende que se exima Andalucía del uso de mascarilla cuando tiene una incidencia acumulada a 14 días de 163 casos por cada 100.000 habitantes, una tasa que supera en un 20% la incidencia media del país, que se sitúa en 93.

Andalucía propuso en el Consejo Interterritorial mantener la mascarilla obligatoria en exteriores, sobre todo en zonas de incidencia alta en grado tres o grado cuatro. Porque, en opinión de Aguirre, retirar la obligatoriedad del cubrebocas «hace bajar la percepción del riesgo en un momento de incertidumbre porque vemos un aumento de la incidencia acumulada en otros países como consecuencia de la variante Delta y en España como consecuencia del contagio entre los menores». Por eso, el gobierno regional seguirá recomendando a los ciudadanos que la lleven puesta.

Asimismo, Castilla y León sigue recomendando su uso y piden que esta decisión se pueda «modular» de acuerdo a la situación epidemiológica de cada región.

En parecidos términos se expresó el consejero de Salud de Murcia, Juan José Pedreño, quién insta a Sanidad a que incorpore al correspondiente decreto los niveles de alerta para la flexibilización del uso de la mascarilla, ya que su utilización «sigue siendo importante al no haber alcanzado una elevada inmunidad comunitaria».

Por su parte, el plan gallego que presentó la Xunta antes del Consejo Interterritorial, contempla la retirada de la mascarilla en espacios exteriores siempre que se pueda mantener la distancia de seguridad interpersonal, si bien tiene como matices que sea obligatoria en las terrazas.