Así influye el olor y el sistema inmune a la hora de escoger pareja

El perfume se encuentra relacionado directamente con nuestras decisiones

Gregory Montel en "Perfumes"
Gregory Montel en "Perfumes" FOTO: La Razón La Razón

La Navidad cuenta con gran cantidad de detalles. El frío, las reuniones familiares o películas basadas en el desamor resumen de forma exacta esta época del año tan especial para muchos que supone la antesala al final del año.

Los regalos que hacemos a familiares y amigos también son una parte esencial de la festividad. Ya sea para el día de Navidad o Reyes en España y muchas partes del mundo se hacen presentes entre personas para demostrar el cariño.

Uno de los regalos más realizados año tras año es el perfume. Gracias a multimillonarias campañas de publicidad que cada Navidad llenan nuestras televisiones y escaparates de anuncios de este producto, las colonias invaden nuestras vidas.

Así las cosas, la Navidad se convierte en la época perfecta para regalar perfume aunque las personas lo usan durante todo el año. Los olores suponen uno de los gustos más particulares para cada individuo donde, aunque existen generalizaciones, cada persona cuenta con algunos más deseados que otros.

La importancia del olor es tal en la sociedad que es inimaginable que alguien no cuide su higiene desde hace aproximadamente un siglo. Tras la llegada de canalizaciones y seguridad higiénica en los países del primer mundo, la mayor parte de la población cuida con mucha atención la higiene y olor corporal.

La ciencia ha investigado mucho acerca del olor corporal. A lo largo de la evolución del ser humano encontrar pareja se ha vuelto fundamental para continuar con la especie y el olor en este aspecto cuenta con una importancia primordial.

El perfume para escoger pareja

Durante los años 90 se llevaron a cabo distintos estudios para identificar como influye el olor corporal en la elección de una pareja. Gracias al experimento de “camiseta sudada” distintas mujeres olían prendas utilizadas por hombres tras dos días sin lavarse.

Así, los investigadores concluyeron que las mujeres prefieren hombres que tienen variantes genéticas del sistema inmune distintas a las suyas. Esto confirmó que el olor corporal se encuentra directamente relacionado con el sistema inmune, algo muy revelador.

En esta línea, además, los investigadores consiguieron demostrar que las variantes genéticas del sistema inmune influyen directamente en los ingredientes que suponen una variación en los perfumes escogidos.

Esto quiere decir que escogemos el perfume según nuestra señal olfativa inmunogenética. Así, nos dejamos guiar por aquellos olores que estrictamente relacionados con nuestro propio sistema inmune, toda una novedad en el campo.

Llegados a este punto, los investigadores consiguieron demostrar que los humanos también tenemos en cuenta el olor para escoger pareja. Esto, además, se vuelve fundamental en las relaciones humanas. En otros animales, por ejemplo, el órgano encargado es el vomeronasal donde detectan las feromonas, algo que en los humanos no es funcional.

El olor, incluso, se convierte esencial a la hora de reconocer a las personas. La percepción que tenemos de los demás está perfectamente relacionado con el hedor de los humanos donde existen un rango de olores corporales que influyen sobre lo que percibimos de los otros humanos.

Por ejemplo, alguien que sufre estrés o antiedad cuenta con un olor particular que los demás son capaces de percibir. Además, este influye directamente en la confianza de cada persona sobre sí misma según ha podido demostrar la ciencia gracias a las últimas investigaciones.