Así son los nuevos dispositivos de la DGT capaces de multar a 500 metros

La dirección cuenta con instrumentos innovadores para dar caza a las infracciones

Un agente detiene a un coche durante un control de la Guardia Civil.
Un agente detiene a un coche durante un control de la Guardia Civil. FOTO: Jesús Hellín Europa Press

La seguridad vial es uno de los objetivos clave para todos los gobiernos. La reducción de las muertes en las carreteras es indispensable y desde hace ya más de 20 años todos los ejecutivos han puesto especial énfasis en que las cifras de fallecidos desciendan en España.

La Dirección General de Tráfico (DGT) destacó que 2021 fue un buen año en este sentido. Durante el pasado periodo que comprende del 1 de enero al 31 de diciembre se redujeron las víctimas mortales en un 9% respecto al año 2019, el último anterior a la pandemia.

Así, España registro durante el último año su segunda cifra de fallecidos más baja desde que se tienen registros oficiales solamente superada por 2020 aunque este cuenta con las particularidades del confinamiento y restricciones severas de movilidad.

Durante todo el 2021 se produjeron 921 víctimas mortales, una cifra que aunque suponga un descenso sigue preocupando a los reponsables de la seguridad vial. Por este motivo en los últimos meses se ha elaborado una nueva legislación vial que pretende dar un paso más en este sentido y adecuar la ley a los tiempos actuales.

La DGT cuenta con muchos instrumentos para perseguir las infracciones y conductas peligrosas al volante. En colaboración con los cuerpos policiales se trata de poner fin a todas aquellas malas practicas que puedan poner en riesgo la vida de los usuarios en las carreteras españolas.

En los últimos años han aparecido múltiples sistemas para mejorar la seguridad vial y controlar a los conductores peligrosos. El famoso carnet por puntos o radares inteligentes son solamente dos ejemplos de los que la DGT dispone para perseguir los peligros en las carreteras.

Uno de los más famosos son los radares. Existen de diferentes tipos y se encargan de multar a los conductores que sobrepasan los límites de velocidad legales que tantos problemas pueden causar. Ahora, la Guardia Civil también contará con uno de estos que permitirá cazar a los infractores hasta a 500 metros de distancia.

Radar lejano

Al ya famoso helicóptero que sobrevuela las carreteras y consigue tomar imágenes claras de las infracciones, un nuevo dispositivo se unirá por el aire para continuar esta línea. La DGT ha incorporado a sus sistemas unos drones dotados con cámaras de alta calidad que serán capaces de tomar fotos claras de los conductores infractores.

Estos sobrevolarán las zonas donde normalmente se suceden concentraciones de vehículos, accidentes o se pueda sobrepasar con facilidad la velocidad máxima de circulación para tomar instantáneas de los conductores infractores.

Así, la DGT espera persuadir a aquellos que la velocidad alta es un recurso habitual de su conducción y evitar que se suceda en el tiempo. Gracias a estos drones de pequeño tamaño los conductores no los visualizan rápidamente, algo que da ventaja a ls autoridades para multar.

Llegados a este punto, estos nuevos dispositivos se unen a los radares tradicionales de la DGT que velan por la seguridad vial. En la actualidad existen distintos tipos entre los que destacan los postes, pórticos, coches patrulla, trípode, de tramo o cabinas laterales aunque ninguno tan pequeño como estos nuevos drones.

Sus cámaras de alta calidad son capaces de tomar fotografías y registrar a velocidad de hasta 500 metros de distancia. Esto ofrece una ventaja a las autoridades fundamental para tratar de poner fin a la mortalidad en las carreteras españolas.