«Nuestra vacuna ha salvado más de un millón de vidas»

Ruud Dobber, vice-presidente ejecutivo de AstraZeneca defiende la contribución de Vaxzevria en la pandemia de covid: “ha mostrado ser altamente efectiva contra todas las variantes, y mantener su eficacia en el tiempo”

Ruud Dobber, vicepresidente de AstraZeneca, en las futuras nuevas oficinas de la farmacéutica en Las Tablas (Madrid)
Ruud Dobber, vicepresidente de AstraZeneca, en las futuras nuevas oficinas de la farmacéutica en Las Tablas (Madrid) FOTO: Alberto R. Roldán La Razón

No solo de vacunas vive la multinacional de origen británico AstraZeneca. Las sombras que rodean a su antídoto contra la covid no han impedido que la compañía haya suministrado más de 2.800 millones de dosis a más de 180 países. Aproximadamente dos tercios de ese suministro han ido a parar a naciones en vías de desarrollo. Este acceso amplio y equitativo les ha caracterizado desde el principio. En un contexto cambiante e impredecible – en el que ya hemos aprendido a no pedir a las vacunas más de lo que pueden dar – la farmacéutica defiende que la suya, Vaxzevria, «es altamente efectiva contra todas las variantes conocidas. Se han realizado varios estudios que demuestran que aumenta la respuesta inmune contra Ómicron como un refuerzo de tercera dosis y conserva la actividad neutralizante después de un programa de dos dosis».

Por otro lado, su anticuerpo monoclonal, Evusheld, les ha colocado nuevamente en el epicentro de las respuestas en esta nueva fase de la pandemia, en este caso para ayudar a las personas vulnerables cuyo sistema inmunitario no genera una protección suficiente a través de la vacunación.

Ruud Dobber, vicepresidente ejecutivo y responsable del área Biofarmacéutica de AstraZeneca se muestra orgulloso de que la compañía sea la farmacéutica que más invierte en la investigación de fármacos innovadores. Y espera mucho del futuro.

Además del desarrollo de la vacuna contra la covid, AstraZeneca es una de las farmacéuticas más grandes del mundo. ¿Qué innovaciones destacaría?

Estamos enfocados en seguir aportando innovación en múltiples patologías para dar respuesta a los grandes retos sanitarios que tenemos por delante. Especialmente en cuatro áreas estratégicas: oncología; enfermedades cardiovasculares; enfermedades renales y metabólicas; enfermedades respiratorias e inmunológicas y vacunas e inmunoterapias.

Tenemos para los próximos años uno de los «pipelines» más completos y ambiciosos del mercado, con 177 proyectos en desarrollo clínico y 25 moléculas en fases avanzadas de estudio con las que esperamos marcar la diferencia en el abordaje del cáncer de mama, de pulmón, de ovario, de próstata y en algunas neoplasias hematológicas.

Recientemente han incorporado Alexion, y están presentando importantes avances en el tratamiento del cáncer de mama metastásico. ¿Hacia dónde se dirige la compañía en innovación?

La integración de Alexion está impulsando nuestro progreso en la lucha contra las enfermedades raras, y la combinación de trastuzumab con deruxtecan está logrando magníficos resultados para detener la progresión del cáncer de mama metastásico HER2, ofreciendo una herramienta muy esperanzadora para los profesionales y pacientes.

Actualmente, más del 90% de nuestra cartera se centra en la medicina de precisión, que analiza la genética, el medio ambiente y el estilo de vida de una persona para seleccionar el tratamiento que le puede funcionar mejor. Tenemos la vista puesta en el desarrollo de una nueva generación de tratamientos biológicos a través de nuevas modalidades científicas, como los biológicos in vivo y la terapia celular; las nuevas tecnologías, como la ómica; y la nueva biología, como el microbioma. Todo ello nos ayudará a adaptar la atención médica a los pacientes de forma individual.

¿Y en el ámbito de las enfermedades crónicas?

Mejorar la forma en que se abordan estas patologías es una parte clave de nuestra estrategia. En un mundo cambiante y con una carga creciente de morbilidad y mortalidad, nuestro foco siempre es el paciente, apostando por la tecnología digital y la ciencia de datos, y avanzando en la ciencia de vanguardia para proporcionar soluciones que realmente marcarán la diferencia para las personas que viven con estas condiciones.

Y no solo en términos de innovación terapéutica, también queremos contribuir a la sostenibilidad y eficiencia de los sistemas de salud de todo el mundo.

¿Cuál es el papel de España dentro de AstraZeneca?

España es sin duda un país estratégico para nosotros, y de los que más contribuye a la actividad investigadora a nivel global. Gracias al talento de los profesionales sanitarios y a la alta calidad de la infraestructura del país, en 2021 lanzamos 85 nuevos ensayos en hospitales españoles, ocupando el primer puesto entre todas las filiales europeas. Aquí mantenemos una fuerte apuesta de crecimiento. En el último año hemos aumentado la plantilla en más de un 15%, y ya son cerca de 1.000 las personas que forman parte del equipo.

También contamos con un centro de I+D en Barcelona –especializado en el área de enfermedades respiratorias– y, recientemente, Alexion ha anunciado la apertura de un «hub» de ensayos clínicos dotado con 100 profesionales para encontrar soluciones terapéuticas a «patologías huérfanas» en esta misma ciudad.

¿Cómo están trabajando con el ecosistema de salud tanto en el ámbito hospitalario como institucional?

Lo hacemos a través de un enfoque colaborativo con instituciones y empresas locales para impulsar nuestra actividad investigadora, colaborando con 33 centros de excelencia. Una de las grandes alianzas en este sentido es la establecida con el Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) para llevar a cabo investigaciones clínicas, preclínicas y traslacionales con nuestras moléculas en el área de oncología, especialmente en las fases más tempranas. También tenemos convenios con diferentes entidades públicas a través de la Fundación AstraZeneca para contribuir a la formación continua de los profesionales sanitarios y al fomento de la investigación.

¿Qué nos puede decir de Evusheld? ¿Están satisfechos con este desarrollo?

Evusheld ofrece una nueva opción preventiva que tiene el potencial de marcar una diferencia real para las poblaciones vulnerables al ayudar a protegerlas para que puedan regresar a su vida cotidiana. Ha demostrado una potente neutralización de la subvariante Ómicron BA.2 y también conserva la neutralización frente a otras variantes preocupantes, incluidas las subvariantes circulantes Ómicron BA.1 y BA.1.1. Estamos muy orgullosos de que haya recibido la Autorización de Comercialización en la Unión Europea para la profilaxis previa a la exposición (prevención) de la covid.

Con esta aprobación, el fármaco tiene el potencial de proporcionar una protección duradera –al menos seis meses– contra la infección para cerca de 3 millones de personas en la UE que no tienen un sistema inmunitario capaz de generar una respuesta suficiente a través de la vacuna y, por lo tanto, siguen siendo vulnerables y estando aisladas.

Ha sido el primer tratamiento preventivo de la covid en llegar a España. ¿Cómo se gestionó el acuerdo con el Gobierno?

En diciembre del año pasado recibimos una autorización de uso temporal por parte de la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) para garantizar que los pacientes que lo necesitaran podrían beneficiarse de Evusheld hasta su autorización por parte de los organismos reguladores. El pasado mes de febrero llegamos a un acuerdo con el Gobierno de España para su suministro. El hecho de que haya sido el primero disponible en el país se debe a que es la única combinación de anticuerpos monoclonales de acción prolongada con datos positivos de Fase III en la prevención y el tratamiento de la infección.

(España ha adquirido 30.000 dosis del medicamento, que ya han empezado a distribuirse entre algunas comunidades autónomas. Según los protocolos de las distintas regiones, las personas susceptibles de recibir este fármaco deben haber recibido cuatro dosis de cualquiera de las vacunas contra la covid autorizadas).

¿Cree que la variante BA.2 de Ómicron puede revertir la situación actual de «control» de la pandemia?

La aparición de nuevas variantes es uno de los grandes retos que tenemos en la lucha contra la covid. La vacunación sigue siendo la mejor opción para protegerse contra Ómicron y anticiparse a las nuevas variantes, por lo que es importante que la inmunización llegue a la mayor cantidad de personas posible. En AstraZeneca estamos dirigiendo nuestros esfuerzos para abordar este problema a través de varios enfoques.

Tenemos nuestra vacuna, Vaxzevria, que funciona bien contra todas las variantes conocidas hasta la fecha y que se estima que ha ayudado a prevenir 50 millones de casos de covid, cinco millones de hospitalizaciones y ha salvado más de un millón de vidas.

Creemos que nunca ha habido un momento más importante para proteger a las poblaciones vulnerables, ya que las restricciones pandémicas se han aliviado al mismo tiempo que la prevalencia de la subvariante BA.2 Ómicron altamente transmisible está aumentando rápidamente.