Sociedad

El fármaco con los resultados más positivos en la historia del cáncer de mama

El tratamiento con trastuzumab deruxtecan logra una mejora de más del doble de la supervivencia respecto a la terapia estándar en pacientes con tumor HER2-positivo avanzado

Son “los más positivos en la historia del cáncer de mama” hasta la fecha, tal y como asegura Javier Cortés, director del International Breast Cancer Center (IBCC) sobre los resultados del ensayo clínico internacional Destiny Breast-03, que se publican en la prestigiosa revista científica “The New England Journal of Medicine”, del que es el primer autor y único investigador español del estudio.

El trabajo ha estudiado la eficacia y seguridad del fármaco trastuzumab deruxtecan, un inmunoconjugado que actúa como un “caballo de Troya”, porque burla las defensas de las células tumorales para entrar en ellas y atacarlas soltando su “carga”. De forma similar, este inmunoconjugado se compone de un anticuerpo monoclonal (trastuzumab), unido mediante una unión a moléculas de quimioterapia (deruxtecan); se administra por vía intravenosa y viaja a través de la sangre hasta las células tumorales, donde reconoce la puerta de entrada de estas células malignas, en este caso el receptor HER2, entra sin ser detectado y libera la quimioterapia que transporta para destruirlas, sin dañar tanto otras células sanas.

Los resultados obtenidos han sido tan positivos que trastuzumab deruxtecan pasa a ser el nuevo estándar de tratamiento en segunda línea para pacientes con cáncer de mama HER2-positivo, que afecta al 20% de las pacientes con cáncer de mama y que es uno de los subtipos más agresivos. Uno de los resultados más importantes del estudio ha sido la mejora de la supervivencia libre de progresión (es decir, el control de la enfermedad), que ha sido del 75,8% en estas pacientes a los 12 meses, respecto al 34,1% en el grupo de pacientes tratadas con trastuzumab emtansina (TDM-1), que ha sido la terapia estándar hasta la publicación del Destiny Breast-03.

Los resultados

El Destiny Breast-03 es un ensayo clínico de fase III, randomizado y multicéntrico, de ámbito internacional, efectuado con 524 pacientes con cáncer de mama metastásico HER2-positivo, reclutadas en 169 centros de 15 países. De este total, 261 pacientes fueron asignadas aleatoriamente a la rama del estudio en la que recibieron trastuzumab deruxtecan (T-Dxd) y 263, a la rama del tratamiento, hasta entonces el estándar, consistente en trastuzumab emtansina (TDM-1).

La supervivencia libre de progresión (SLP) era el objetivo primario del estudio. A los 12 meses, esta fue del 75,8% en la rama de trastuzumab deruxtecan frente al 34,1% en el grupo de TDM-1. Por tanto, trastuzumab deruxtecan permitió una mejora de más del doble de la SLP respecto al resultado obtenido en el grupo estándar. La supervivencia global a los 12 meses fue del 94,1 % entre las pacientes de la rama de trastuzumab deruxtecan frente al 85,9%, entre las pacientes de la rama de TDM-1, mientras que la tasa de respuesta global fue del 79,7 % con trastuzumab deruxtecan frente al 34,2 % en el grupo estándar, también holgadamente superior con el nuevo tratamiento frente al anterior.

Un dato muy revelador de su eficacia es que 42 pacientes (16,1%) tratadas con trastuzumab deruxtecan frente a 23 (8,7%) con TDM-1 experimentaron una tasa de respuesta completa, lo que significa que el tumor desapareció totalmente al menos visualmente.

“Este fármaco es tan innovador y mejora el pronóstico de forma tan llamativa respecto al tratamiento estándar actual que podríamos estar ante el fármaco más activo en la historia del cáncer de mama”, incide Cortés, quien augura, aunque sea de forma preliminar, que “podría llegar a curar la enfermedad en algunas pacientes, porque hemos visto que el tumor desaparece en el 16% de los casos, o, como mínimo, a aumentar las posibilidades reales de cronificar la enfermedad”.

En ESMO

Los resultados preliminares del Destiny Breast-03 se presentaron en la sesión presidencial del Congreso de la European Society for Medical Oncology (ESMO) en septiembre de 2021, momento en el que el Dr. Cortés afirmó que, “de todos los estudios de cáncer de mama, en todos los estadios, de todos los subtipos, nunca ha habido un fármaco que haya demostrado tanto beneficio como este. Creo que son los datos más relevantes, más importantes y más impactantes en la historia del cáncer de mama”. Ahora, la revisión por pares de los datos presentados en ESMO y su publicación en NEJM confirman la solidez de los resultados obtenidos gracias a Destiny Breast-03. “Publicar siempre es importante porque se proporcionan los datos para que expertos en el campo los evalúen, discutan y añadan o supriman lo que sea necesario, de manera que la publicación sea transparente, entendible y no haya ningún sesgo de publicación. Por tanto, expertos externos al estudio evalúan, ven lo que se ha hecho y dicen si es razonable publicarlo o no publicarlo”, comenta el Dr. Cortés.

“Publicar un estudio en ‘NEJM’ u otra revista científica de alto factor de impacto denota dos cuestiones: la primera es que los resultados son excelentes, muy potentes, fruto de un estudio bien diseñado; y la segunda es que van a cambiar el tratamiento habitual por nuevos tratamientos. Por tanto, para nosotros, es un orgullo que la revista haya aceptado estos datos, los publique y diga que este es un nuevo estándar de tratamiento para el cáncer de mama metastásico HER2-positivo, más aún cuando hemos tenido la suerte de liderar este estudio a nivel internacional”, explica el Dr. Cortés.