¿Por que solo el 16% de las profesionales tecnológicas son mujeres?

El Observatorio Social de la Fundación «la Caixa» analiza este desequilibrio

Las mujeres matriculadas en grados de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas representan el 13%
Las mujeres matriculadas en grados de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas representan el 13% FOTO: La Razón

Las mujeres siguen estando poco representadas en el ámbito de las STEM, es decir, la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. Ésta se mantiene como un área predominantemente de hombres, como demuestra el hecho de que solo el 16% de los profesionales son mujeres y apenas el 0,7% de las adolescentes están interesadas en estudiar un grado de estas disciplinas, por el 7% de los hombres.

Sin embargo, tal y como pone ahora de manifiesto el estudio «El ámbito de las STEM no atrae el talento femenino», elaborado por el Observatorio Social de la Fundación «la Caixa», aquellas mujeres que optan por cursar un grado STEM tienen mejor rendimiento académico que los hombres y unas notas parecidas.

Según los resultados de este trabajo, en lo que se refiere a los estudios relacionados con la tecnología, hay solo un 13% de mujeres matriculadas, mientras que en la ingeniería este porcentaje es del 29%. En cuanto a las matemáticas, la brecha es menor, ya que algo más del 35% de los matriculados son mujeres, pero ese porcentaje ha ido decreciendo en los últimos años, mientras que en las ciencias sigue existiendo un cierto decalaje, aunque las mujeres ya representan el 42%, llegando incluso al 59% en el caso de las ciencias de la vida. Así pues, está claro que las mujeres, por lo general, no suelen optar por grados STEM, pese a que aquéllas que sí eligen cursar estos estudios presentan menos tasas de abandono y un mayor rendimiento académico que los hombres.

En este sentido, cabe señalar que en las universidades presenciales, que representan el 85% del total, el porcentaje de abandono global de las mujeres es entre 2 y 6 puntos inferior respecto a los hombres, una tendencia que no se observa en el caso de las universidades no presenciales, en las que ellas tienen una tasa de abandono de sus estudios superiores mayor que ellos.

En lo relativo al rendimiento académico, que se calcula en función del porcentaje de créditos aprobados respecto a los matriculados, en el curso 2019-20, las mujeres superaron cerca del 88% de las asignaturas matriculadas en el conjunto del sistema universitario, frente al 80% en el caso de los hombres, y en el caso concreto de las STEM, sucede algo similar, con una mayor diferencia entre hombres y mujeres en los estudios de ingeniería y menor en los grados de ciencias.

Por último, en cuanto a las calificaciones, la nota promedio es similar para ambos sexos, aunque en los estudios vinculados a las matemáticas ellos obtienen mejor nota (7,2) y en ingenierías y arquitectura son ellas quienes tienen mejores resultados, como también son carreras en las que las mujeres alcanzan una mayor tasa de rendimiento.

Así pues, a tenor de los resultados de este estudio, en lo relativo a la representación del talento femenino en los grados STEM hay que poner el foco en la brecha de acceso a estos estudios, puesto que queda demostrado que aquellas estudiantes que están cursando carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas no presentan dificultades a la hora de completar estos estudios. Es por ello que el siguiente paso ahora sería intentar entender qué sucede en los niveles educativos anteriores que explique esta brecha de género e identificar en qué momento y por qué motivo ésta se inicia y cómo evoluciona durante la educación preuniversitaria.