«Es cosa de miserables que no saben el daño que hacen»

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, ve «intencionalidad»

Incendio en Santibáñez el Alto (Cáceres)
Incendio en Santibáñez el Alto (Cáceres) FOTO: JUNTA DE EXTREMADURA JUNTA DE EXTREMADURA

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, visitó ayer la zona afectada por el incendio de la comarca de Sierra de Gata (Cáceres) e hizo referencia a la posible «intencionalidad» en el origen del fuego, un hecho que ha calificado como «cosa de miserables que no saben el daño que pueden llegar a hacer».

Así lo ha expresado el jefe del Ejecutivo regional desde el Puesto de Mando Avanzado (PMA) de Villasbuenas de Gata, donde expuso «la necesidad de ser prudentes» respecto a la evolución del fuego debido a las condiciones meteorológicas.

El mandatario extremeño también advirtió que se está «ante un verano que va a ser largo con temperaturas intensas», que suponen «un aliado imprescindible para los incendios», por lo que instó a resistir «con lo mejor de nosotros mismos». Por ello, avanzó que el próximo otoño se trabajará en el desarrollo de medidas que permitan hacer frente «a una realidad como es el cambio climático, que nos debe hacer reflexionar, para dar una respuesta de calidad y de cantidad».

El incendio en la Sierra de Gata está perimetrado pero los vecinos evacuados de la localidad de Torre de don Miguel no podrán volver a sus casas, al menos de momento.

El fuego ha afectado a una gran masa forestal, principalmente pinos, de los términos de los municipios mencionados así como al de Gata y Villasbuenas de Gata, aunque se desconoce el número de hectáreas afectadas porque dentro del perímetro existe mucha superficie intermedia que no ha resultado quemada, indicó el coordinador regional del Plan Infoex, Víctor Pérez.

Pérez ha señalado que el fuego, que comenzó hacia las 15:30 horas del miércoles, se extendió «muy rápido» y «con mucha intensidad» marcado por la orografía del terreno y por el viento. A lo largo de la tarde se establecieron «numerosas líneas de control» porque saltaban focos a 100 y 200 metros de distancia, por lo que el trabajo de los miembros del Infoex se centró en «contener» el incendio.

Respecto al origen del incendio «casi todos los parámetros indican a una supuesta causa intencionada», ya que sigue el patrón de otros fuegos declarados la semana pasada en la misma comarca y en años anteriores. «Hemos establecido líneas de control en carreteras, en cortafuegos y algunas con tendidos de mangueras y pases de maquinaria pesada y ahora lo que vamos a pretender es consolidar esas líneas de control», explicó Víctor Pérez, quien se mostró confiado en que con los medios aéreos que hay activados y el resto de dispositivos se pueda «contener» el incendio, e incluso al final del día, «estabilizarlo», aunque dependerá de las altas temperaturas que se esperan.

«Estaremos al quite con los medios aéreos para poder hacer descargas rápidas y enviar efectivos a solucionar esos saltos», indicó Pérez, que subrayó que «el incendio tiene un gran potencial» porque todavía puede afectar a más término municipal de Gata y pasar a la provincia de Salamanca, «aunque de momento está contenido».