MENÚ
martes 23 julio 2019
14:43
Actualizado

Desarticulan una banda que explotaba sexualmente a mujeres en Barcelona

Los detenidos, de origen venezolano, ofrecían falsos trabajos de masajistas a mujeres en Venezuela, una vez en España las obligaban a ejercer la prostitución

  • Desarticulan una banda que explotaba sexualmente a mujeres en Barcelona
    /

Tiempo de lectura 2 min.

31 de enero de 2019. 11:34h

Comentada
larazon.es.  31/1/2019

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado un grupo criminal formado por cuatro personas de la misma familia que explotaba sexualmente a mujeres venezolanas en Barcelona, tras hacerles una falsa oferta laboral en la capital catalana. Según ha informado hoy la Policía de la Generalitat, los cuatro detenidos son una mujer y tres hombres, de entre 25 y 62 años, también de nacionalidad venezolana, a quienes se considera autores de la explotación sexual de cinco chicas, que en su país se encontraban en una difícil situación económica y personal.

En la detención, que tuvo lugar el pasado 14 de enero, participaron agentes de la División de Investigación Criminal (DIC) de la Región Policial Metropolitana de Barcelona y miembros de la Guardia Urbana de Barcelona, y los cuatro arrestados han sido acusados de los delitos de tráfico de seres humanos con la finalidad de explotación sexual. Los hechos se remontan a agosto de 2018, cuando los Mossos tuvieron conocimiento de que una familia de venezolanos estaba captando chicas en su país de origen con falsas ofertas laborales con el fin de explotarlas sexualmente en la capital catalana y comprobaron que habían convencido a cinco de ellas.

Para ello, uno de los miembros del grupo escogía a las víctimas en su país, entre mujeres de precaria situación económica y social, y les ofrecía una oferta de trabajo como masajistas. Una vez que las chicas llegaban a Barcelona, los miembros del grupo las llevaban a sus domicilios, donde les retiraban el pasaporte y les privaban de libertad de movimientos. Asimismo, les informaban de que, para cubrir los gastos del viaje y de alojamiento, debían pagar 12.000 euros en un plazo máximo de tres meses.

Ante estas coacciones, las mujeres se veían obligadas a ejercer la prostitución para saldar la deuda, en ocasiones en jornadas de 16 horas continuas. Si las mujeres enfermaban y no podían trabajar o expresaban que querían desistir de prostituirse, el grupo las amenazaba con la publicación de fotos comprometidas en las redes sociales y con que sus familias tendrían conocimiento de la actividad que estaban ejerciendo en Barcelona.

El pasado 14 de enero, los Mossos y la Guardia Urbana de Barcelona realizaron una operación que permitió la detención de los cuatro miembros de la banda y la liberación de las chicas en los domicilios que el grupo disponía en el distrito de Nou Barris. Tras pasar a disposición del Juzgado número 26 de Barcelona, el juez decretó el ingreso en prisión de dos de los hombres que componían el grupo y la libertad con cargos para la mujer y el tercer hombre detenido. Las cinco víctimas fueron atendidas por la Unidad Municipal contra el Tráfico de Seres Humanos del Ayuntamiento de Barcelona.

EFE.

Últimas noticias