MENÚ
viernes 15 noviembre 2019
08:16
Actualizado

José Manuel López: "El alma del hospital sigue siendo la misma que cuando se fundó en 1926"

Director gerente del Hospital San Francisco de Asís

  • José Manuel López: "El alma del hospital sigue siendo la misma que cuando se fundó en 1926"
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

09 de octubre de 2019. 00:00h

Comentada
Juan Delgado Madrid. 8/10/2019

ETIQUETAS

José Manuel López es el director gerente del Hospital San Francisco de Asís desde hace ocho años. Ha estado al frente de este proyecto de ampliación que se ha hecho realidad tras más de cuatro años de obras. Licenciado en Derecho, su trayectoria profesional ha estado casi siempre vinculada al sector sanitario. ¿Cómo definiría este centro sanitario tras la ampliación recién concluida?

Es un hospital que se halla a la vanguardia, tanto en infraestructuras como en tecnología, con un cuadro de especialistas de primer nivel, pero que sigue manteniendo la esencia del sanatorio de 1926. Tras 93 años y estas grandes obras, el alma sigue siendo la misma.

¿Y cuál es esa alma?

Obviamente, el espíritu que inspira al Instituto de las Franciscanas Misioneras de María. El objetivo es prestar un servicio de primer nivel a los pacientes que se acercan a esta casa, pero manteniendo los principios que motivan a las hermanas cada día.

¿Cómo se plasma en la realidad ese compromiso con el humanismo cristiano?

Pues promoviendo la dignidad de los pacientes y acompañándolos con esmero.

Pero esos valores los promete todo el mundo.

Sí, claro, pero una cosa es predicar y otra dar trigo. Además, forman parte de nuestros valores. Tratamos de que sean asimilados por todos los que trabajan aquí –respetando al máximo las creencias y la ideología de cada uno de ellos– con el fin de trasladárselos después a cada uno de los pacientes.

¿Qué tiene hoy el Hospital San Francisco de Asís que no tuviera antes?

Gracias a la reforma tan importante que hemos acometido, contamos con unas modernísimas instalaciones accesibles a todas las personas con movilidad reducida y nos permite disponer de la última tecnología para el cuidado y el bienestar del paciente. Antes era un hospital con una estructura de 1926, hoy tiene una amplitud de espacios que facilita el tránsito. Hay que añadir la ventaja de la ubicación. El nuestro es el hospital mejor comunicado de Madrid.

¿Por qué hacen gala de excelencia tecnológica?

Este hospital siempre se ha caracterizado por ser audaz en la implantación de equipos. La última ha sido una UCI con 17 puestos dotada de tecnología puntera. Cuenta con las últimas camas ergonómicas y todos los sistemas posibles de control centralizado. Otra novedad es un quirófano inteligente de Oftalmología de última generación.

A partir de estas mejoras, ¿han incorporado más especialidades y profesionales?

El hospital ya contaba con una amplísima cartera de servicios. Hemos añadido últimamente uno de Psiquiatría y hemos reforzado el de Pediatría con Cirugía Pediátrica. Y, en breve, integraremos alguna más. Nuestro porfolio era amplio y prácticamente cubríamos todos los campos. También hemos fichado más médicos, concretamente se han incorporado nuevos especialistas en Ginecología, Cirugía General y Traumatología.

¿Es muy difícil sacar adelante un hospital como éste?

Complicadísimo, sobre todo por la competencia de los grandes grupos. A los pequeños o no tan pequeños como el nuestro, pero que no está encuadrado en ninguna gran corporación, nos cuesta una barbaridad. Nuestro objetivo es ser una delicatessen de la sanidad. Para lograrlo el trato ha de ser cercano y diferencial; la tecnología, de gran nivel y la cartera de especialistas, amplia y muy cualificada.

¿El mercado en Madrid está más que reñido?

Sí, porque están presentes grupos muy fuertes con clínicas de altísima resolución con los que competir no resulta nada sencillo. La suerte es que Madrid está creciendo en población por encima de la media de España, y esto ayuda a que no repercuta en nuestra actividad. El mercado sanitario español sigue siendo muy atractivo tanto para los fondos de inversión más relevantes como para los grandes grupos hospitalarios.

Y eso que el peso de la sanidad pública es muy fuerte.

Si. La capital tiene, ciertamente, una red de hospitales públicos muy importante, pero también el doble aseguramiento es muy habitual.

¿Qué le falta a este hospital para competir mejor?

En estos momentos, nada. Nos sobra ilusión a todas las personas que trabajamos aquí. Tenemos ánimo, hambre, espíritu... No echo en falta nada. No es conformismo, sino convencimiento rotundo.

«Llegaremos a un cuidado excelente»

Naturalmente, al director gerente de un hospital moderno hay que preguntarle por su robotización. «El famoso Da Vinci no lo tenemos en estos momentos, aunque está en estudio su adquisición. Contamos, eso sí, con neuronavegadores y otros equipos muy avanzados», explica.

¿Y la inteligencia artificial?

«Aún tardará, aunque no mucho, en implantarse en los hospitales. La medicina humanista, apoyada por la inteligencia artificial que viene, por la nanotecnología y todas las técnicas de apoyo al diagnóstico y a la prevención que se están desarrollando, creo que llegaremos a la excelencia en el cuidado del paciente», responde.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs