MENÚ
domingo 16 junio 2019
17:30
Actualizado

Los cuerpos aparecidos en las playas de Gabón podrían ser consecuencia de rituales satánicos

Libreville.

Tiempo de lectura 2 min.

26 de marzo de 2013. 17:09h

Comentada
Libreville. 26/3/2013

ETIQUETAS

La aparición de cuerpos de personas y animales mutilados en las playas de Gabón desde que empezó el año ha sembrado el miedo en Libreville, la capital, por un posible resurgimiento de los rituales satánicos.

Las partes del cuerpo de animales y personas son bienes preciados en algunas regiones de Africa central por sus supuestos poderes supernaturales.

"Desde principios de año, hemos visto una veintena de asesinatos", ha declarado el presidente de la Asociación de Lucha contra los Crímenes Rituales (ALCR), Jean Elvis Ebang Ondo, en Libreville. Además, ha añadido que la mayoría de las víctimas son mujeres jóvenes

a quienes les han arrancado los labios, las lenguas, los genitales u otros órganos.

Estas muertes han generado una ira creciente contra el Gobierno de Alí Bongo por no haber hecho demasiado por evitar estos sucesos.

"Queremos expresar nuestra ira y decirles a las autoridades que esto tiene que parar", ha afirmado Jessy Biyambou, miembro del grupo por la defensa de las mujeres 'Cry', el cual está organizando una manifestación en apoyo de las familias de las víctimas prevista para el próximo 6 de abril.

Roland Akoumba, padre de una niña de ocho años que fue encontrada muerta a mediados de marzo, ha declarado a la agencia de noticias Reuters que había perdido la confianza en la justicia.

"Cuando la Policía rescató el cuerpo sin vida de mi hija, vieron que le habían cortado su lengua, sus labios y los genitales", ha afirmado Akoumba. "Presenté una denuncia pero sé que no va a servir para nada", ha agregado.

Por el momento, las autoridades gubernamentales se han negado a hacer comentarios al respecto.

"El fenómeno de los rituales satánicos es real, pero nadie aquí está dispuesto a denunciar por miedo a estar en peligro", ha afirmado un parlamentario bajo condición de anonimato.

Hasta la fecha, el caso judicial de ritual satánico de más alto nivel fue el de un asesino convicto que acusó a un senador de Gabón de haber ordenado en 2009 el asesinato de una niña de doce años para extraerle sus órganos. Tras la acusación el año pasado, el senador, que ha negado cualquier tipo de implicación, no gozó de inmunidad aunque todavía no ha sido acusado formalmente.

Últimas noticias