Noticias destacadas

PISA

¿Qué tiene que aprender España de Japón para convertirse en una potencia educativa?

Solo el 5% de los estudiantes japoneses declaran que se distraen utilizando dispositivos digitales en la mayoría o en todas las clases, frente al 30% de la OCDE

Estudiantes con telefonos moviles
Estudiantes con telefonos movilesDreamstime

El último informe PISA, conocido esta semana, revela un hundimiento del rendimiento de los alumnos. Daniel Salinas, analista de la OCDE en la Dirección de Educación y Competencias, da algunas claves de las causas y revela qué aspectos “copiar” de Japón, la nueva potencia educativa que encabeza el ranking mundial.

¿Cuál cree que puede ser la causa de la caída progresiva del rendimiento de los estudiantes, más allá de la pandemia?

Aunque las tendencias de rendimiento varían entre los sistemas educativos participantes y algunos sistemas mantuvieron o mejoraron su nivel de rendimiento a lo largo del tiempo, las tendencias generales de rendimiento en los países de la OCDE son a la baja. Más allá de la pandemia de Covid-19, muchos otros problemas de los sistemas educativos están potencialmente relacionados con el descenso del rendimiento de los alumnos de 15 años. Los datos de PISA no nos permiten hacer inferencias de causalidad, pero se identificaron los siguientes problemas, que están relacionados negativamente con el rendimiento de los alumnos:

- Mayor escasez de profesores percibida por los directores de los colegios.

- Falta de apoyo de los profesores percibida por los alumnos.

- Distracción de los alumnos por el uso de dispositivos digitales en clase.

-¿Qué tiene que aprender España y el resto de países de Japón para situarse a la cabeza de la clasificación mundial de rendimiento de los alumnos?

Japón es uno de los cuatro sistemas que alcanzaron la resistencia en las tres dimensiones: rendimiento, equidad y sentimiento de pertenencia de los alumnos. En Japón, los profesores son muy respetados y están bien formados. Los alumnos perciben el apoyo de los profesores más que muchos otros países. En PISA 2022, el 84% de los estudiantes de Japón informaron de que los profesores daban ayuda extra si la necesitaban, con un aumento de 18 puntos porcentuales desde 2012, y uno de los pocos países de la OCDE con una tendencia positiva.

Las distracciones digitales en clase son limitadas en Japón. Solo el 5% de los estudiantes declararon que se distraen utilizando dispositivos digitales en la mayoría o en todas las clases, mientras que el 30% de los estudiantes declararon lo mismo de media en los países de la OCDE.

-¿Por qué España sólo está en la media de rendimiento? ¿Qué medidas debería aplicar la educación española para mejorar?

El PIB per cápita de España y el gasto en educación por alumno es similar a la media de los países de la OCDE. En consecuencia, es de esperar que el rendimiento de los alumnos en España no difiera significativamente de la media de la OCDE. Dicho esto, hay países con un nivel de gasto en educación similar al de España y, sin embargo, con un rendimiento significativamente superior al de España (por ejemplo, Irlanda ) o significativamente inferior al de España (por ejemplo, Israel). Esto sugiere que la forma en que se utilizan los recursos (es decir, tomar decisiones de gasto inteligentes) y unas políticas educativas y prácticas de enseñanza eficaces pueden marcar la diferencia en el rendimiento de los estudiantes.