Actualidad

Consejos para comprar con cabeza el Día del Soltero

La fiesta del consumo más popular de China llega también al mercado español con ofertas interesantes de los principales portales de venta online.

El Día del Soltero (11/11) es la gran fiesta del consumo en China, que se ha extendido a nivel global, con muchas ofertas para el mercado español.
El Día del Soltero (11/11) es la gran fiesta del consumo en China, que se ha extendido a nivel global, con muchas ofertas para el mercado español.CHOLLOMETRO

El calendario tradicional de festividades se ha quedado obsoleto con la incorporación de celebraciones típicas de otros países no europeos. Primero fue Papá Noel, más tarde Halloween, el Black Friday (29 de noviembre) y ahora el Día del Soltero (11/11), importado de la cultura asiática, que se ha convertido en una de las jornadas en las que se dispara el consumo, con grandes ofertas en diversos sectores de las plataformas de comercio online, sobre todo en electrónica, moda y complementos.

Aunque a algunos les suene a ‘chino’, la festividad del Día del Soltero va ya a por su décima edición, convirtiéndose en uno de los eventos globales más importantes del comercio electrónico, por delante del Black Friday y del CiberMonday. Durante el pasado año, el gigante Alibaba volvió a batir récord de facturación, ingresando en el primer minuto de la apertura de pedidos más de mil millones de dólares, cerrando la jornada con más de 30.000 millones de facturación, el equivalente a la cifra que maneja el sector en España durante un año.

Para esta edición se espera la participación de más de 200.000 marcas, un millón de nuevos productos y 500 millones de personas, estimándose el ahorro con estas ofertas en más de 6.000 millones de euros. España también se ha sumado a esta fiesta y se estima la facturación en unos dos millones de dólares, sobre todo en tiendas chinas como Aliexpress, GearBest, Bangood, DHGate o JoyBuy.

Y como ese día compran los que están solteros y el resto de la población, nunca vienen mal una serie de consejos. Desde Chollometro, la comunidad de compradores más grande de España, se preparan para volver a ofrecer las mejores ofertas del evento en la plataforma, y Miguel Nogales, cofundador de la compañía, advierte: “si bien comprar en China es cada vez más habitual, todavía debemos tomar algunas precauciones para no llevarnos sorpresas”.

Lee las descripciones de los productos. Los productos electrónicos son quizás los más vendidos, gracias al boca a boca. Lee cuidadosamente sus descripciones y, sobre todo, los comentarios y valoraciones de otros usuarios: es la única forma de saber si algo funciona bien o está a la altura de las expectativas. Si ves comentarios negativos o valoraciones bajas, te aconsejamos que busques otro producto similar y escojas únicamente el que tenga mejores opiniones y puntuaciones. Compara asimismo las especificaciones con las del fabricante para asegurarte de que coinciden, el tipo de enchufe que lleva y, en el caso de los móviles, que el software está en español. A un nivel más general, intenta elegir productos que ya estuvieran a la venta antes del «11.11», así te asegurarás de que la calidad es la misma y de que la rebaja en el precio es real.

Atento a las falsificaciones. Si ves un producto de marca con un precio demasiado barato, lo más fácil es que sea una falsificación, algo que ocurre con mucha frecuencia en las tiendas chinas. Nuevamente, nuestra recomendación es mirar las valoraciones de otros usuarios, aunque también es posible que desees adquirir productos que no sean auténticos. Si prefieres una imitación, como por ejemplo una camiseta de tu equipo de fútbol, asegúrate de que sea de buena calidad y de que los logotipos están bien hechos. En este caso, lo mejor es mirar muy bien las fotos y leer atentamente la descripción. Fíjate también en la tabla de medidas que suele acompañar a este tipo de productos para no equivocarte con la talla.

Revisa la fiabilidad del vendedor. La mayoría de las tiendas chinas suelen ser marketplaces, espacios virtuales que ponen en contacto a vendedores externos y compradores. Es el caso de Aliexpress, y también el de una gran parte del negocio de Gearbest o Amazon. Si vas a comprar en una de estas tiendas un producto de un vendedor externo, es importante que revises su fiabilidad. Es muy sencillo:averigua su número de ventas totales para medir su experiencia. Mira las valoraciones de otros compradores para ver fotos reales del producto, conocer su calidad, comprobar los tiempos de entrega, etc. Por último, revisa que los precios se asemejen a los de otros vendedores para cerciorarte de que no te están estafando.

Asegúrate de que el método de pago es seguro. Para ello, te recomendamos utilizar plataformas de pago como PayPal o AliPay. Si vas a utilizar tarjeta de crédito, habitualmente, la tienda intermediará el pago, por lo que no te preocupes, en caso de tener algún problema, abre una disputa y te ayudarán a solucionarlo rápidamente.

Mucho ojo con el envío. Recuerda que estás comprando en China. Ármate de paciencia porque los tiempos de entrega suelen rondar las tres semanas. Lo más importante: evita las aduanas. ¿Cómo? Escogiendo el método de envío más lento. Sí, has leído bien. Seleccionar, por ejemplo, la modalidad de envío ordinario, en lugar de envíos rápidos como los que ofrecen DHL, UPS o Fedex, va a asegurarte que aduanas no te para el pedido.

Utiliza el número de seguimiento. La mayoría de las tiendas grandes, como Aliexpress o Gearbest, suele enviar un correo electrónico que incluye un número de seguimiento, también conocido como trackingnumber, que permite saber el estado de tu pedido. Normalmente, al hacer clic en él o introducirlo en la web del servicio de mensajería elegido, aparecerá información sobre la fase en la que se encuentra el envío: preparado en la tienda, en la oficina de Correos local, en tránsito, recibido en la oficina de Correos de destino o en reparto (es decir, de camino a tu domicilio).

Analiza el servicio postventa. Al igual que ocurre con los envíos, las devoluciones también pueden tardar bastante tiempo. La mayoría de las tiendas grandes permiten devolver un producto si llega roto, o defectuoso, pero la lejanía con el país de origen hace que a veces el proceso pueda ser muy lento y que además tengas que pagar gastos de envío. Lo más aconsejable es comprar en tiendas que tengan almacenes en España.