La actividad tecnológica en España se destaca con un importante impacto en el PIB

Samsung ha presentado su informe anual de 2019 que calcula 1,735 millones de euros de aportación de la marca a nuestro país

Entre muchas otras tecnológicas, la división ibérica de Samsung ha presentado su Informe Anual 2019, donde se recoge que la casa habría aportado a la economía de nuestro país 1.735 millones de euros durante el pasado año, lo que supone un aumento del 1,7% respecto al ejercicio anterior.

En dicho informe, la compañía muestra los resultados de su actividad comercial, aportando al avance colectivo a través de la economía, el empleo o el ámbito fiscal, indicadores que muestran crecimientos respecto al año anterior. Así, la contribución total al PIB español en 2019 ascendió a 771 millones de euros. Esta cifra incluye la contribución directa de la compañía de 67,9 millones de euros, la contribución adicional indirecta de 165,9 millones destinados a gastos en proveedores nacionales y 372,5 millones por la contribución tractora al PIB derivada de la venta de productos Samsung, destacando un aumento del 79% en el impacto en el comercio minorista especializado en electrónica.

El impacto total generado por Samsung se eleva hasta los 17.004 empleos. En 2019, su equipo humano ascendía a 348 personas mientras que los empleos indirectos generados llegaron a 3.599, destacando los sectores de publicidad y marketing (40% empleos) y el de reparación de equipos electrónicos (21% empleos). De igual modo, en términos del impacto tractor sobre el empleo, en 2019 se generaron más de 10.569 puestos de trabajo, mientras que los generados a través del impacto inducido alcanzaron la cifra de 2.288.

Entre las diferentes iniciativas realizadas a lo largo del año pasado, la compañía ha seguido trabajando para favorecer el uso de la tecnología en la enseñanza a través de Samsung Smart School, programa desarrollado en colaboración con el Ministerio de Educación y Formación Profesional y las Consejerías de Educación de las comunidades autónomas, cuyo objetivo consiste en incorporar la tecnología en las aulas como elemento integrador y canalizador del cambio metodológico. Desde su puesta en marcha hace seis años, la iniciativa se ha centrado en colegios públicos en áreas de riesgo de brecha digital, zonas aisladas y/o con alto índice de inmigración o desempleo. En total se ha implementado en 108 aulas, con más de 4.000 alumnos participantes.

También ha impulsado el empleo juvenil y el talento a través de su programa de formación Samsung Tech Institute, que persigue mejorar la empleabilidad de los jóvenes, así como adaptar sus conocimientos a los requerimientos de los perfiles profesionales más demandados en la actualidad. Durante los últimos seis años, ha formado a más 2.000 estudiantes con un 45% de ratio de empleabilidad. Dentro de este programa destaca la iniciativa Samsung DesArrolladoras, que pretende paliar la escasez de mujeres en el campo de las profesiones STEM y favorecer su incorporación en las diferentes especialidades profesionales relacionadas con la ingería y el desarrollo de software.

A través de sus servicios, Samsung está construyendo un futuro más tecnológico, innovador y conectado. La compañía ha seguido incorporando en todos sus productos innovaciones que marcarán el futuro como el 5G, la Inteligencia Artificial o el IoT con un elemento común tan importante como la Seguridad.

En el área de servicios, Samsung Pay experimentó durante 2019 un crecimiento del 130% en número de usuarios y del 284% en número de transacciones y ha continuado con las mejoras incluyendo el pago con smartwatch en el programa de Rewards y la posibilidad de utilizar el servicio en las compras en apps y webs.