La supergafas de Apple: realidad mixta, resolución 8K y 3.000 euros
La supergafas de Apple: realidad mixta, resolución 8K y 3.000 eurosArchivoArchivo

Las supergafas de Apple: realidad mixta, resolución 8K y 3.000 euros

El megaproyecto de Tim Cook revolucionará el mercado de la tecnología y plantará cara a otras marcas como Sony, HTC y Oculus

Desde siempre, una de las grandes obsesiones de Apple ha sido aparear nuestras atestadas rutinas con un mundillo digital tan propio de los blockbusters de Hollywood. O dicho de otra forma, unir nuestro desayuno de café y tostadas con un nosequé digital similar a Matrix. Un objetivo que parece haber conseguido gracias a las Apple Glasses. Sí, el gran proyecto de los de Cupertino que llevamos años escuchando se encuentra, finalmente, en fase de desarrollo. Aunque con algún que otro matiz: las futuristas gafas existirán, pero no generarán una realidad virtual exclusiva para sus portadores. Más bien, ésta sea mezclará con la aumentada, dando lugar a una suerte de universo mixto que supone un paso de gigante en el terreno tecnológico. Algo parecido a lo que Microsoft ya ha adelantado con sus Hololens.

¿Qué quiere esto decir? Pues que, al ponérselas, no se introducirá en un ambiente artificial alejado de la Tierra y totalmente desconectado de su vida. Sino que podrá interactuar con objetos reales de su alrededor dentro de un mundo virtual que le ofrecerá diferentes tipos de extras. Por ejemplo, imagine que echa la mirada al cielo y ve un avión. A continuación, si se coloca las lentes, una serie de algoritmos le indicarán su destino, su velocidad, su rumbo… Lo mismo a nivel profesional: si usted es un cirujano o un diseñador de interiores, le permitirán obtener información adicional sobre la operación que está dirigiendo o realizar aproximaciones del proyecto que tiene en mente. Se podría decir que, en cierto modo, se trata de un miniordenador a la altura de sus ojos que controlaría con su mirada y con su cabeza.

Es verdad que la idea resulta descabellada, pero no hay que perder de vista que estos avances ya los hemos ido viviendo poco a poco. ¿O acaso su iPhone o su iPad no cuentan con un sensor LiDAR? Este adelanto, al que es posible no haya prestado demasiada atención, se utiliza para medir distancias a través de un láser. Es decir, forma parte de la denominada realidad aumentada. Por lo que esto que parece ciencia ficción no resultaría tan ajeno como pensamos. De hecho, tal y como avanza el diario The Information, su puesta en venta revolucionará las comunicaciones, los contenidos audiovisuales, los videojuegos, el deporte… con ellas, ya nada se volverá a ver igual que antes. Para conseguirlo, albergarán una docena cámaras dispuestas a lo largo del artilugio para captar cualquier movimiento de frente o de manos de forma precisa.

Prototipo de las Apple Glasses | The Information
Prototipo de las Apple Glasses | The InformationArchivoArchivo

Pongamos, entonces, que queremos recibir información sobre un teléfono móvil que estamos viendo en un escaparate. En ese caso, bastaría sólo con ojearlo para que todos los datos aparecieran en los cristales. Estos, según varias filtraciones, contarán con resolución 8K, un estándar de calidad novedoso y definido por su resolución. Su nombre alude a un número de píxeles horizontales que dejan su resolución total en 7.680 x 4.320 puntos. Para que nos hagamos una idea, multiplica por cuatro la resolución del estándar 4K UHD (3.840 x 2.160) y por 16 la de los televisores Full HD (1.920 x 1.080). De esta forma, eliminaría por completo el ‘efecto de la puerta’ que se produce cuando percibimos espacios o borrones en una imagen digital. Todo ello garantizaría una visión única de dos cosmos unidos en un mismo objeto.

¿Fecha de salida?

“Se trata de un aparato autenticado que el usuario usa como un dispositivo montado en la cabeza”, recoge la patente del proyecto. En ella, se especifica que éste sólo se desbloquea cuando los usuarios se acercan lo suficiente a ellos, pero sin desvelar de forma exacta cuál sería ese rango de espacio. Además, al contrario de lo que ocurrió con las Google Glasses, las lentes de Apple contarán con un aspecto normal. Esto es, nada futurista y totalmente compatibles con la moda actual. Así lo ha desvelado Jon Prosser, uno de los mayores expertos en la marca. “El prototipo que vi era blanco y negro, pero eso no quiere decir que vayan a salir en estos colores. Lo bueno es que no se ven como una maquina incrustada en tu cara”, contó en el podcast Painfully Honest Tech sobre las ventajas que traería consigo el modelo.

Dicho esto, la gran pregunta que muchos se hacen es cuándo llegarán a las tiendas. Ese es el mayor misterio que las rodea, aunque ya se comienzan a manejar algunas fechas. Un reciente informe de la corporación financiera JP Morgan señala que los componentes necesarios para fabricar el artefacto podrían estar listos a final de 2021, lo que hace pensar que el producto estaría terminado para 2022. Una fecha que ya ha contradicho Bloomberg, que apuesta por 2023. Fuera cual fuere, ambas confirman que el plan ya está en marcha y que la intención inicial es que revolucionen el mercado en un plazo de dos años. Para entonces, la compañía de Steve Jobs podrá competir con rivales de talla de Oculus, HTC o Sony, que las ha incorporado recientemente a algunos juegos de la PlayStation.

Sobre el precio, existen opiniones enfrentadas. Partiendo de que la empresa de la manzana aún no se ha pronunciado al respecto de manera oficial, todas las cifras que hoy se manejan forman parte de la rumorología más avanzada. Por un lado, JP Morgan señala que los costes de fabricación rondarían los 500 dólares, por lo que el valor en tienda podría dispararse hasta los 1.500. Por otro lado, la cantidad que maneja el equipo de Tim Cook llegaría hasta los 3.000, similar a la de las Hololens 2 y muy alejada de la que actualmente posee una videoconsola de última generación. El debate no acaba aquí, pues esta disparidad de datos ha puesto sobre la mesa otra cuestión de lo más interesante: ¿estamos ante un artículo elitista que tan sólo van poder permitirse unos cuantos? En un par de años, lo veremos.

El departamento secreto de Apple

Apple lleva más de 10 años explorando esa particular simbiosis entre la realidad virtual y las tecnologías asociadas a la realidad aumentada. Así lo ponen de manifiesto las múltiples patentes que ha ido registrado a lo largo de este tiempo. Sin embargo, no ha sido hasta ahora cuando se lo ha tomado realmente en serio, tras el lanzamiento en 2017 de ARKit. Tanto es así que varias fuentes señalan que la compañía cuenta con una unidad de investigación secreta que acoge cientos de empleados dedicado a ambos mundillos, explorando formas en que los avances emergentes podrían aplicarse a futuros productos. También se rumorea que está trabajando en varios prototipos de auriculares con estas características, mientras los ingenieros buscan la “aplicación más atractiva” para dicho dispositivo.