Adiós a Clive Sinclair: del éxito del Spectrum al fracaso del vehículo eléctrico

Fallece a los 81 años Clive Sinclair, el creador de una de las primeras computadoras que entró de forma masiva en los hogares

Una imagen correspondiente a un anuncio de publicidad del ordenador ZX Spectrum, lanzado a comienzos de la década de 1980
Una imagen correspondiente a un anuncio de publicidad del ordenador ZX Spectrum, lanzado a comienzos de la década de 1980La Razón (Custom Credit)

El creador del mítico ordenador Spectrum, el ingeniero británico Clive Sinclair, ha fallecido este viernes a los 81 años de edad en Londres.

Aunque Sinclair es el padre de numerosos artefactos como calculadoras eléctricas de bolsillo, televisiones portátiles y amplificadores, ninguna de sus creaciones puede competir en popularidad con el ordenador Spectrum, un verdadero éxito comercial.

El Spectrum, una computadora de tan solo 8 bits, se lanzó en 1982 y se produjeron hasta cuatro versiones durante 10 años, hasta 1992. Llegó a incorporar una cinta de cassete e incluso una unidad de disco.

El éxito de Spectrum en España

A lo largo de la década de 1980, ocupó un lugar preeminente en un mercado cada vez más concurrido frente a equipos como el Commodore 64, los primeros ordenadores Apple y los de Atari. Pese a la notable competencia, el Spectrum fue, por ejemplo, el ordenador más vendido en Gran Bretaña y también tuvo un gran éxito en Italia y España.

En España, de hecho, proliferaron empresas de videojuegos consiguiendo grandes resultados con algunos de sus productos, así como revistas a su rebufo como “MicroHobby”, “ZX”, “TodoSpectrum” y “MicroMania”.

No solo ayudó a Sinclair a convertirse en multimillonario, sino que lo convirtió en un nombre de referencia para la economía británica, que durante los 80 experimentó una transformación radical durante el gobierno de la entonces primera ministra, Margaret Thatcher. Sinclair incluso fue nombrado “sir” por la reina Isabel II en 1983.

El fallido Sinclair C5

Sin embargo, la fortuna de Sinclair se vio sacudida y comenzó incluso a sufrir problemas económicos debido a la decisión de poner sus energías y su dinero en el desarrollo de un vehículo eléctrico.

El ingeniero invirtió importantes cantidades en la investigación y el desarrollo de un vehículo eléctrico llamado Sinclair C5, que lanzó en 1985.

Imagen del vehículo eléctrico "Sinclair C5" FOTO: La Razón

Pero los compradores se sintieron decepcionados por sus limitades prestaciones, su baja velocidad y su incapacidad para subir carreteras con desnivel, mientras que los críticos incluso afirmaron que no era seguro, algo que Sinclair negó rotundamente.

La cadena BBC recuerda que el propio Sinclair reconoció más tarde que el lanzamiento había sido un fracaso.

“El suelo estaba cubierto de nieve y no nos habíamos dado cuenta de que las baterías prácticamente se empacaban en condiciones de congelación. Fue un momento loco para lanzarlo”, admitió.

El playboy Sinclair

Todo elló acabó por afectar a su vida personal. Su matrimonio de 20 años con su esposa, Anne, terminó en divorcio.

Sir Clive adquirió, posteriormente, fama de mujeriego al mostrarse en público con chicas hermosas y más jóvenes del brazo. También desarrolló una pasión por el póquer, un juego que le animaba a la toma de riesgos y su voluntad de apostar su dinero contra todo pronóstico.