BEHA, el avión eléctrico a 30 euros el pasaje, estará en el aire en 2025

La start-up británica Faradair desarrolla esta aeronave, con espacio para 18 pasajeros o carga de cinco toneladas, que podrá realizar vuelos cortos a precios económicos

Diseño del BEHA de Faradair.
Diseño del BEHA de Faradair. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Faradair.

¿Pueden ser los aviones eléctricos el futuro del transporte aéreo? Once años después de la primera demostración de vuelo del e-Genius, el avión eléctrico desarrollado por el Instituto de Diseño de Aeronaves de la Universidad de Stuttgart, la tecnología aún no es capaz de sostener vuelos largos ni de un avión grande, pero sí hay numerosas empresas que trabajan en el desarrollo de aviones eléctricos de pequeño tamaño y con una autonomía más limitada que pueden cubrir algunas necesidades de transporte de pasajeros y mercancías contaminando menos que la actual aviación.

Una de ellas es la start-up británica Faradair, creada en 2014, que está desarrollando un avión híbrido eléctrico con capacidad para 18 pasajeros. Este avión triplano contará con una hélice impulsada por un motor eléctrico MagniX cuya electricidad proporciona un turbo generador 1MW Honeywell que se alimenta de biocombustible, lo que le permite una propulsión mucho más silenciosa de lo habitual y una huella de carbono neutral. La compañía espera que el BEHA M1H esté en el aire para 2025 y comience su uso comercial en 2027.

Recreación del BEHA en un hangar.
Recreación del BEHA en un hangar. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Faradair.

El Bio Electric Hybrid Aircraft está enfocado a los vuelos regionales y podrá realizar uno entre Londres y Manchester, unos 320 kilómetros, en menos de una hora y por un precio por pasajero de menos de 30 euros cada trayecto.

“¿Por qué no usamos aviones como lo haríamos con un autobús?” ha señalado Neil Cloughley, director ejecutivo de Faradair a BBC. “La razón es el costo de operación, principalmente. Así que decidimos que crearíamos un avión que no solo sería económico de usar y, por lo tanto, rentable, sino que también sería silencioso y sostenible”.

BEHA es una aeronave de 15 metros de longitud, 17 de envergadura y una altura de 4,3. Puede alojar hasta 19 ocupantes contando el piloto y transformarse en avión de carga, con capacidad de hasta 5 toneladas, en un proceso de solo quince minutos. Su velocidad de crucero alcanza 370 km/h, puede volar a una altitud de hasta 4.300 metros y su fabricación será más barata que la de un avión convencional, según Faradair.

BEHA (Bio Electric Hybrid Aircraft ).
BEHA (Bio Electric Hybrid Aircraft ). FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Faradair.

Su diseño triplano tiene la función de permitirle despegar y aterrizar en pistas cortas de 300 metros. Está fabricado con materiales ligeros de compuesto de carbono e incorpora un panel solar para que la cabina, que no está presurizada para reducir costes, disponga de energía en todo momento.

Faradair se ha asociado con empresas como Honeywell (turbo generador), MagniX (motor eléctrico) y Dunlop (neumáticos) para desarrollar este avión que pretende solucionar los problemas de ruido, costes de operación y emisiones de la aviación. El objetivo de la empresa es construir y operar una flota de 300 BEHA y que puedan emplearse tanto en transporte de pasajeros como en logística o la lucha contra incendios. Para 2030, espera contar con un BEHA no híbrido sino ya completamente eléctrico.