El analista de la BBC interrumpido por sus hijos en directo hace un anuncio para Twitter

Robert E. Kelly se hizo famoso de manera involuntaria cuando sus dos pequeños y su mujer irrumpieron mientras trabajaba

Todos recordamos el divertido momento en el que el profesor de Ciencias Políticas Robert E. Kelly recibía en su despacho a la cadena BBC para contestar a unas preguntas y la puerta se abría para que entrara primero su hija Marion en pleno directo. Tras intentar disimular, fue su hijo James en taca taca el que intentaba llamar la atención de su padre. El remate fue cuando una mujer, que al principio fue confundida con la nanny de los pequeños y luego se supo que era su mujer, Kim Jung-A, intentaba disimuladamente sacar a los pequeños de la habitación y cerrar la puerta. Las imágenes dieron la vuelta al mundo y se convirtió en uno de los memes del año 2017.

Tras aquel vergonzoso momento, Kelly recibió cientos de mensajes de apoyo y confesó que la situación había sido vergonzosa a la par que divertida en una entrevista publicada en el “The Wall Street Journal”. “Fue una mezcla de sorpresa, vergüenza y diversión. También de amor y de afecto, porque es adorable”, explica Kelly en su entrevista con el diario estadounidense, en la que aparece junto a sus dos retoños y junto a su esposa, Kim Jung-A.

Tres años más tarde, la familia al completo reapareció en la cadena británica para hablar del coronavirus en Corea del Sur, país del que Kelly es experto. Para añadirle más comicidad al asunto la familia se ha sentado junta en el mismo despacho que desató las risas y la ternura de los internautas y telespectadores de todo el mundo. Para evitar volver a ser molestado, esta vez estaban todos presentes desde el principio de la entrevista, aunque los pequeños, que siguen siendo niños, han vuelto a hacer de las suyas intentando despeinar a su padre y moviéndose constantemente durante la entrevista. Kelly incluso tuvo que disculparse de nuevo por su comportamiento, mientras james decide irse por la puerta antes de que su padre acabe de hablar.

Ahora Kelly ha aprovechado el tirón y ha protagonizado una campaña de publicidad de Twitter sobre la opción que permite eliminar el “ruido” de las conversaciones, seleccionando a aquellos que pueden dejar comentarios.