«El Internado» y la «cumbre» de la ficción adolescente

Amazon Prime Video estrena hoy la segunda temporada de su particular centro escolar, que aún esconde muchos secretos

Clara Galle llega a 'El Internado: Las Cumbres': "Han pasado cosas más interesantes en los Oscar que lo de Will Smith"
EUROPA PRESS
31/03/2022
Clara Galle llega a 'El Internado: Las Cumbres': "Han pasado cosas más interesantes en los Oscar que lo de Will Smith" EUROPA PRESS 31/03/2022 FOTO: EUROPA PRESS EUROPA PRESS

Prácticamente sin tiempo para salir de sus famosos pasadizos «El Internado Las Cumbres» avanza con su segunda temporada, la pura continuación de la primera. Una misma historia dividida en dos entregas. Aunque hace ya más de un año que comenzara el rodaje el reparto recuerda perfectamente el ambiente de familia que se vivió durante las grabaciones. Todo este reparto adolescente estuvo conviviendo en la misma casa durante tres meses, algo que «se acaba respirando en la verdad de la serie», como asegura su guionista principal Laura Belloso. En todo momento, Belloso, se refiere a «El Internado», como «un universo que mezcla dosis de ciencia ficción y terror». Sin embargo, a diferencia de otras series longevas como «Élite» o «Los Protegidos», en principio descartan que los personajes acaben desarrollando su propio spin off o historia corta más allá de estos 8 episodios.

En pleno «boom» de series adolescentes, coincidiendo casi en mes de lanzamiento con «La edad de la ira» y «Bienvenidos a Edén», parece estar surgiendo una nueva generación de actores, que gracias a las plataformas viven sus primeros rodajes de grandes producciones. «Yo venía de hacer publicidad durante toda mi vida y no sabía lo que era estar en un set y trabajar codo con codo con los de iluminación o sonido. He aprendido que actuar no solo es estar pendiente de la parte interpretativa», reconoce el joven actor Gonzalo Díez, que da vida a Julio.

Personajes como Julio viven en esta segunda temporada un despertar. La rebeldía concentrada en Amaia (Asia Ortega) en los primeros capítulos se va contagiando al resto, repartiéndose así el liderazgo. De esta forma la serie va de más a menos y es en esta entrega donde ganan protagonismo los personajes más jóvenes. Una de las actrices más favorecidas por este fenómeno es Daniela Rubio. Ella interpreta al personaje de Adele, quien en la primera temporada vivió la mayoría del tiempo bajo la protección del personaje de Paul (Albert Salazar), pero ahora ante la férrea disciplina gana en personalidad y autonomía. Daniela se ríe cuando la preguntan si ha vivido en un internado de verdad. Toca el piano y sabe hablar cuatro idiomas. «Bueno, el francés se lo debo a Claudia», reconoce.

Precisamente Claudia Riera encarna uno de los personajes centrales de esta segunda temporada. Inés sufre amnesia tras un «grave accidente de coche» y Darío Mendoza sigue esforzándose para que su hija recupere sus recuerdos de infancia a través de la ciencia. Al ser preguntados por si se someterían a un tratamiento para revivir el pasado, los más nostálgicos del elenco como Paula del Río (el personaje de Paz) estarían dispuestos, mientras que otros como Gonzalo Díez proponen con ingenio: «Ojalá una máquina que te permita recuperar los mejores momentos, pero también borrar los malos».

Algo habitual de las series adolescentes es que actores veinteañeros interpreten a alumnos de instituto, sin embargo, es una experiencia que Asia Ortega, Carlos Alcaide y Albert Salazar han sabido explotar mucho. Además de por poder rodar escenas que con actores menores de edad no sería posible, Carlos asegura que «interpretar a personajes desde cierta distancia de edad te da cierta perspectiva sobre ellos, sin necesidad de haber vivido sus experiencias o traumas. Es más fácil entender la etapa vital si ya las has pasado». Asia también apunta que «cuando eres adolescente vives todo con tanta intensidad que creo que resulta difícil interpretar emociones de la misma fuerza e importancia». A esta producción de Mediapro se incorporan actrices como Clara Galle o Irene Anula.