Cristina Pedroche: «Los espectadores del programa son más importantes que yo»

Estrena esta noche a las 21:00 horas la segunda temporada de «Love Island» en Neox, repleta de novedades en la dinámica y sorpresas para concursantes y televidentes

Cartel del programa
Cartel del programa FOTO: Neox Atresmedia

Cristina Pedroche recupera para una segunda temporada su rol de «cupido» en la nueva entrega de «Love Island» que estrena Neox esta noche a las 21:00 horas, con contenido especial en Atresplayer Premium, y que ha desvelado nuevas pruebas y muchas sorpresas, como el botón rojo. La presentadora confiesa estar ilusionada y ser una auténtica consumidora del formato en la que casi en directo varios «isleños e isleñas» buscarán el amor en una villa en canarias, en este programa producido por Atresmedia TV en colaboración con Boomerang TV.

¿Cuáles son tus impresiones antes de viajar a la isla?

Tengo muchísimas ganas de empezar esta segunda temporada y muchas ganas de que conozcáis a mis isleños. Como ya conozco el formato y hay muchas novedades que no se saben todavía, voy con más ganas. Sé lo que puede pasar, pero no sé lo que va a poder pasar con el nuevo contenido. Tenemos que sorprenderles y hacer cosas distintas: cambiar la mecánica para pillarles de verdad por sorpresa. Y no solo a ellos, sino también a los espectadores. Ganas de empezar para que lo podáis ver y que nos enamoremos todos.

¿Vienen los solteros con la lección aprendida 1ª temporada?

Imagino que sí, pero todavía no los conozco. No he estado en persona todavía con ellos, aunque sí que he visto sus fichas y sus videos. Entiendo que si tú entras ya en un formato como este, del que ya había una temporada anterior, te lo has visto. Pero bueno, da igual que lo hayan visto o no: todo va a cambiar. Hay muchas sorpresas y cosas distintas que no van a ser ni parecidas a las de la primera.

¿Te permiten desde el programa aportar contenido e ideas?

Es un formato que ya existe, que hemos traído a España. Soy una parte importante del formato, porque entro y soy la que les dice las cosas, lo que va a pasar. Yo propongo todo el rato porque ya sabes como soy: todo el rato proponiendo cosas e intentando sorprender también al espectador, no solo con mis looks, sino con todo. Pero luego el formato es lo que es y las pruebas ya están pensadas y previstas. Es un programa que tiene un trabajazo brutal, porque lo que se graba el domingo se emite el lunes. Alguien tiene que haberse imaginado cómo van a ser las pruebas, aunque luego se sorprendan, para editar y que sea rápido. Y es una de las claves del éxito de «Love Island», que va mucho con la inmediatez. No se puede filtrar nada, no se puede saber nada, porque es que está pasando. Y que el espectador también se sienta parte fundamental del programa. De hecho, los espectadores son mucho más importantes que yo. Doy las directrices y luego puedo aportar una gracia o un vestido, pero los espectadores son los que toman la decisión. Como presentadora te digo que alguna vez he votado. Yo también lo vivo, no soy solo la presentadora, en el fondo soy parte del programa porque soy consumidora. Me preguntan mucho que por qué no estoy más presente en todos los programas. Cada vez que voy ellos hacen «modo tele» y, de repente, cambian, se dan cuenta de las cámaras. Es muy importante dejarles días en los que no sepan cuándo voy a entrar, así se olvidan totalmente de las cámaras y es cuando realmente son ellos.

¿Cómo consigues mantener la distancia con los concursantes?

Me cuesta muchísimo. Cuando cuando justo voy a abrir la puerta de la casa, digo «no hables si no se va a grabar». No quiero hablar, porque si hablo soy transparente sobre todas las cosas y entonces me miran como «ay, hoy se va alguien». Intento ser lo mas neutra posible, pero me cuesta muchísimo no llorar, no emocionarme o no reír.

Otras presentadoras, llega el desayuno y se pone a comentar lo de la noche anterior, ¿también es así?

Claro, lo que grabo es lo que es, lo que se ve. Ahí es cuando estoy con ellos. Pero cuando salgo de la casa, me voy a mi habitación y miro todo. Tengo que saber todo y me gusta no sólo cuando salgo, sino también cuando voy a entrar, saber exactamente todo al instante, . Porque así es “Love Island”, todo cambia en un segundo; los que se llevaban bien, ahora se llevan mal. Me empapo del formato a tope y lo quiero saber todo para poder tener todos los recursos posibles y todas las salidas posibles, y para enriquecer más mis preguntas y mis interacciones con ellos.

¿Qué cree que hizo mal en la primera edición y cambiará?

A lo mejor suena mal, pero yo creo que lo hice muy bien; me lo pasé increíble y me aportó muchas cosas. Este año voy con más ganas porque creo que lo voy a hacer mejor o, por lo menos, lo voy a intentar.

La mitad de las parejas de la primera temporada siguen juntos, ¿cree en el amor para toda la vida?

Son preguntas distintas. ¿El amor existe para toda la vida?: Sí..., o no, y no pasa nada. Lo importante es el amor propio, y luego el amor a la pareja pues está muy bien y puede ser para toda la vida, o no, pero tampoco es algo que marque la felicidad de una persona. La felicidad hay que buscarla en uno mismo y luego darle un barniz más bonito con personas que nos pueden aportar cosas. Pero en «Love Island» que las parejas sigan quiere decir que el formato funciona, porque a parte del concurso, un entretenimiento y un dating, e lobjetivo final es llegar hasta el final con pareja. Pero si de repente te enamoras y a día de hoy, un año y medio después, siguen juntos. Joder, es que es muy guay. Ha sido super completo, se han entretenido, se han divertido, han encontrado amor unos, o lo han dejado y están perfectamente. Y otros siguen juntos y están perfectamente: es lo más. Yo creo en el amor a primera vista y creo en el amor para siempre. Yo soy cupido.

¿Si estuviera soltera iría al programa?

Si yo tuviera 20 años, claro que hubiera ido a “Love Island”: me parece un planazo, la verdad. Son como unas vacaciones en la tele. Me parece un formato increíble, súper blanquito: aquí no vamos a dejar mal a nadie, ni hacer daño ni cosas así. Son jóvenes que se lo quieren pasar bien y buscar el amor y ya está.

Como llevas que se critique al programa por que los concursantes son “normativos”...

(Ríe) Pues yo es que no leo mucho las críticas; así en general.A mí me gustan las críticas que son constructivas, me lo invento: “Me gustaría que la Pedroche, cuando hable lo haga un poco más lenta y que vocalice mas”. A lo mejor y si viene de alguien con un poco de validez, pero criticar por criticar, la típica persona que tiene un huevo de avatar. Pues lo mismo me importa tu opinión, con todo respeto. Darle mayor importancia a unas críticas sin fundamento me parece un poco tontería, la verdad.

Cuándo no está volando a Madrid para colaborar en “Zapeando” o grabando, ¿que hace en los ratos libres?

Lo que hago cuando voy para allá, voy estudiando el guión, estudiando todo. Cada día se hace como un resumen de lo que ha pasado, aparte de lo que es el programa. YY queda escrito, entonces yo me voy leyendo y estudiando todo para estar informada. Pero esto ya es una cuestión mía de deformación profesional, porque quiero tener todas las salidas posibles, y porque soy muy cotilla. Saberlo creo que en el fondo me hace mejor presentadora. Y cuando vuelvo, que ya estoy más para “Zapeando”, pues ya me voy con mis libros. Estoy como bastante metida en el mundo de la lectura para desconectar un poco de toda la vorágine, de todo el estrés y la locura. Y es para también desconectar un poco del móvil.