MENÚ
lunes 22 julio 2019
20:43
Actualizado

Los de Victoriano del Río hacen un encierro más emocionante y con un corneado

Los mozos han protagonizado una sentada para protestar por la velocidad que los mansos están marcando en los encierros

  • Los toros de Victoriano del Río han protagonizado una carrera un poco más rápida de lo habitual
    Los toros de Victoriano del Río han protagonizado una carrera un poco más rápida de lo habitual /

    EFE

Tiempo de lectura 2 min.

11 de julio de 2019. 10:06h

Comentada
8/7/2019

Los toros de la ganadería madrileña de Victoriano del Río han corrido este jueves un quinto encierro algo menos rápido que los anteriores y con más emoción porque una manada más estirada ha permitido colocarse mejor a los mozos, uno de los cuales ha resultado herido por asta en un brazo.

El encierro, que ha durado 2 minutos y 45 segundos, ha comenzado puntual a las ocho desde los corrales de Santo Domingo. En el comienzo, la carrera ha seguido la tónica habitual de los últimos encierros, con los cabestros abriendo la carrera a fuerte ritmo ya desde el inicio. El tramo de Santo Domingo se ha desarrollado sin mayores incidencias, aunque en la parte final, justo en la entrada a la plaza del Ayuntamiento, un toro negro que corría por la izquierda ha pasado muy cerca de un mozo que estaba junto a la pared.

La carrera ha continuado sin mayores incidencias por el tramo del Ayuntamiento y Mercaderes, donde la manada ha tomado la curva agrupada y sin resbalones y dejando atrás a un corredor tendido en el suelo. Han sido dos cabestros los que han enfilado en cabeza la Estafeta, guiando a toda la manada, que ha salido unida de la curva, sin permitir a los mozos que pudieran correr delante de las astas de los toros. Conforme ha ido avanzando la carrera, la manada se ha ido estirando y ha permitido que los mozos pudieran buscar hueco para realizar su carrera.

Al final de la Estafeta, la manada se ha dividido en tres partes, lo que ha facilitado la labor de los corredores. Por delante han quedado dos toros con cabestros, que han accedido hasta los chiqueros de la plaza de toros en dos minutos y 13 segundos sin generar mayores incidencias. Por detrás han ido otros dos astados que han tardado una decena de segundos más en acceder a los chiqueros y tras ellos han quedado los dos últimos toros, que han corrido en solitario. Varios mozos se han visto arrollados por los toros en Telefónica y en la bajada al callejón.

Seis corredores han sido trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra. Uno de los trasladados es un mozo de Valencia herido por asta en el brazo derecho. Está siendo explorado por los equipos de urgencia y pasará a quirófano. Posteriormente, quedará ingresado. Los otros cinco traslados tras el encierro están relacionados con contusiones.

Algunos corredores han protagonizado una sentada justo antes del encierro en protesta por la velocidad que están marcando los mansos. Los mozos se quejan de que los cabestros llevan demasiado arropados a los toros lo que dificulta que puedan correr delante de las astas.

Últimas noticias