Un paseo de vértigo por el Nueva York de Spider-Man

Visitamos los lugares más emblemáticos en la cronología del famoso trepamuros

Amazing Spiderman Annual nº21
Amazing Spiderman Annual nº21 FOTO: David Michelinie Marvel Comics

La expectación generada por la película que Marvel/Disney sacará hoy en cines ha provocado que la megacompañía de entretenimiento estadounidense vaya a hacer el agosto... en la última quincena del año. Por alguna razón que ya se olía Stan Lee, un gran público se siente identificado con este caótico superhéroe que, digamos, no siempre es muy bueno haciendo de superhéroe: la policía le persigue, no logra mantener su identidad a salvo, provoca el asesinato de su tío, en fin, un sinfín de torpezas que, como todos las cometemos y encima el tipo no es de color verde o un dios nórdico como Thor, pues decimos, ahí va, si tampoco es muy diferente a nosotros, a que no, mira. Él también es un poco mamón. Esto y su carácter risueño, simpaticón mientras brinca con una elasticidad fascinante de un edificio a otro, hacen que sea sencillo empatizar con el cabeza de red. Aunque sea yanqui a rabiar.

Si vamos de viaje a Escocia podríamos visitar escenarios de Harry Potter, como el expreso a Hogwarts en su versión original o el colegio en que se inspiró J.K. Rowling para construir su mundo suculento. De la misma manera, un día como hoy iríamos a Nueva York para visitar los lugares donde todavía no se han desecho las redes de Spider-Man, ya sabe, las que utiliza para balancearse entre los edificios. Eso sí. Aquí no se hablará de los escenarios de las películas. Para películas vayan al cine, para películas vayan a los estudios de grabación en California. En esta pieza buscaremos algunos de los sitios más destacados en la historia del superhéroe, sí, pero destacados en el papel, en los cómics, en el Spider-Man de la nostalgia que nos descubrieron Stan Lee y Steve Dikto hace ya 52 años (con el Amazing Fantasy nº 15). Para ver las localizaciones de las películas, recomiendo al consumidor tres videos muy bien hechos que he visto YouTube.

Queens

Informan a Peter Parker de la muerte de su tío Ben en Queens. Amazing Fantasy nº15.
Informan a Peter Parker de la muerte de su tío Ben en Queens. Amazing Fantasy nº15. FOTO: Stan Lee Marvel Comics

Parte del encanto de Peter Parker (el alias de Spider-Man) es que se trata de un chiquillo que ha crecido en Queens. Este condado forma parte de la ciudad de Nueva York y son más de 2.2 millones de habitantes (solo en Queens) que necesitan la protección de tu amistoso amigo y vecino Spider-Man, un humilde muchachote al que picó de chiripa una araña radiactiva y que más tarde llegó a viajar incluso al espacio. En algún lugar gris de Queens está la vieja casa de tía May. Las primeras aventuras de Parker como lanzarredes ocurrieron aquí. Y en los cómics aparece un canalla que asesina al tío Ben y parecerá que el lugar es peligroso pero, si uno va a Queens en la vida real, por lo normal podemos encontrar un condado perfectamente seguro (si no está el Escorpión dando por cu**) y toparnos con agradables sorpresitas como el MoMA PS1, una de las derivaciones del archiconocido conjunto de museos de arte neoyorquinos. Aquí pueden verse fascinantes obras de arte contemporáneo... detalles y delicias que probablemente tentarían a los villanos más promiscuos.

Puente de George Washington

El Duende Verde lleva a Gwen Stacy al puente de George Washington. Amazing Spiderman nº 121.
El Duende Verde lleva a Gwen Stacy al puente de George Washington. Amazing Spiderman nº 121. FOTO: Jerry Conwa Marvel Comics

Cuando el ingeniero Othmar Ammann inició en 1927 las obras del mítico puente que une Washington Heights con la isla de Manhattan, estoy seguro de que ese señor no imaginó que el Duende Verde asesinaría allí a Gwen Stacy en 1973, al primer gran amor de Peter Parker y de Spider-Man. Norman Osborn probó un suero sin antídoto que le volvió definitivamente loco de atar y lanzó a la rubia desde una de las columnas del puente. Y si tenemos la naturalidad de pedirle al taxista o al conductor del autobús en que vayamos subidos que se detenga unos segundos, podremos ver el arco que describió la muchachita antes de partirse el cuello.

Investigando sobre el macabro puente para escribir este artículo, he leído que el George Washington está considerado como uno de los lugares donde más suicidios se reportan en Nueva York. En 2015 llegaron a notificarse hasta 18 fallecimientos. ¿Será que los autores del cómic querían decirnos algo, al elegir ese puente en concreto?

Chelsea

Ni siquiera el superhéroe se libra de los vecinos más ruidosos. Amazing Spiderman nº 211.
Ni siquiera el superhéroe se libra de los vecinos más ruidosos. Amazing Spiderman nº 211. FOTO: Stan Lee Marvel Comics

El barrio de Chelsea esconde de una de las facetas más simpáticas del trepamuros. Se trata del icónico piso donde Peter Parker vivirá desde que Harry Osborn (su anterior compañero de piso) explotó el apartamento que compartían (hablando de compañeros difíciles), hasta pocos meses después de haberse casado con su otro gran amor: la brillante Mary Jane. En Chelsea huele a este Parker universitario y remolón, adicto a la adrenalina que le reportan sus poderes y el anonimato, un Parker obsesionado con su sentido de la responsabilidad que hace horas extra todas las noches, disfrazado con las medias del superhéroe.

¿Y los humanos corrientes qué podemos hacer en Chelsea, si no es dormir la mona y curarnos de los moratones que nos hizo el Doctor Octopus? Pues, para empezar y recuperar fuerzas en nuestra aventura arácnida, en Chelsea hay un restaurante encantador llamado Mercado Little Spain. Podemos comer allí y ser muy críticos con la paella que nos sirvan, como harían los españoles de bien que están “lejos de casa”.

Universidad de Columbia y Universidad de Nueva York

Spider-Man se enfrenta a su clon, creado por el Chacal, en la pista de baloncesto de la Universidad. Imagen del Amazing Spiderman 149.
Spider-Man se enfrenta a su clon, creado por el Chacal, en la pista de baloncesto de la Universidad. Imagen del Amazing Spiderman 149. FOTO: Ross Andru Marvel Comics

Dos paradas imprescindibles en nuestro recorrido. Aunque la universidad donde estudia Peter Parker (y donde también es profesor adjunto por una temporada) recibe el nombre ficticio de Empire State University, se presupone que esta universidad está inspirada en dos gigantes de la ciudad: la Universidad de Columbia y la Universidad de Nueva York. En el universo de Petey las clases las imparten supervillanos como el doctor Connors y malos malísimos como el Chacal, entre sus estudiantes pueden encontrarse el propio Spider-Man, Flash Thompson, la mutante Emma Frost o la mismísima Antorcha Humana.

En la vida real hemos visto al general Dwight D. Eisenhower (y futuro presidente del gobierno) ejercer la presidencia de la Universidad de Columbia, y estudiar en sus mismas salas al economista Alexander Hamilton o Federico García Lorca. En cuanto a la Universidad de Nueva York podemos hablar de los 35 premios Nobel que han estudiado o dado clases aquí, pero quizá nos interese más como turistas la biblioteca de la universidad. Contiene más de tres millones de volúmenes que, quién sabe, quizás alguno guarde un papelejo en sucio con la fórmula secreta de la red de Spider-Man...

Greenwich Village

Spider-Man pide ayuda al doctor Extraño en su casa de Greenwich Village en Spider-Man: One more day.
Spider-Man pide ayuda al doctor Extraño en su casa de Greenwich Village en Spider-Man: One more day. FOTO: Joseph Michael Straczynski Marvel Comics

Este es un sitio muy especial y que también tiene relación con la nueva película de Estudios Marvel. Porque en los cómics son habituales las colaboraciones entre el doctor Extraño y Spider-Man y la misteriosa morada del mago, el Sancta Sanctorum, que es como le llaman allí, influye notablemente en la narrativa del hombre araña. La mansión está ubicada en la calle Bleecker del área residencial de Greenwich Village y si fuésemos hoy de visita a la calle susodicha, resulta que no veríamos ninguna casa como el Santuario (a causa de un embrujo, probablemente). Pero sí que hay una cosa divertida en esta calle, sin líos ni supervillanos y (aquí no quiero niños) esa “cosa” son los bares.

Están el Red Lion, donde podrás escuchar música rock en vivo al más puro estilo americano; el Tigre ciego, ideal para beber cervezas de importación con un pepito de ternera, casi como en casa; la terraza de Saint Theo´s, en donde sirven los vinos buenos y espaguetis a la vongole; o la mítica pizzería neoyorquina de John’s of Bleecker St., a la que suponemos que Parker vendría a recenar después de derrotar en una de sus aventuras al demonio Mefisto.