• 1

Cien años del Hotel Majestic

  • Cien años del Hotel Majestic

Tiempo de lectura 4 min.

06 de noviembre de 2018. 14:21h

Comentada
Mónica de Miguel.  26/10/2018

ETIQUETAS

Hace cien años, el Majestic Hotel Inglaterra abrió sus puertas en Barcelona, nada menos que en el Paseo de Gracia, cuna del modernismo en la ciudad, con vecinos como La Pedrera o la Casa Batlló. El hotel abrió con 100 habitaciones, todas ellas con cuartos de baño, donde se podía dormir por poco más de 10 céntimos de euro. Durante el paréntesis que supuso la Guerra Civil, el hotel pasó a llamarse Hotel Majestic, y desde sus paredes, cronistas y reporteros gráficos extranjeros como Hemingway o Robert Capa mandaban noticias desde España. El hecho de que en el hotel hubiera un telégrafo ayudaba a la causa periodística.

El Hotel Majestic ha sido testigo de la historia de nuestro país y de la ciudad condal. Personajes de la talla de la Reina Victoria Eugenia, Antonio Machado, Josephine Baker, Bob Dylan, Jean Paul Belmondo, Alain Ducasse o Barbara Streisand, se encuentran entre sus huéspedes más ilustres. Este edificio de estilo neoclásico francés alberga más de 1.000 obras de arte, lo que lo convierte en un auténtico hotel-museo. Hoy en día cuenta con 271 habitaciones, de las cuáles, 45 son suites, incluyendo el Majestic Royal Penthouse, la suite más grande de Barcelona con 467 m2, 2 terrazas y vistas sobre el Paseo de Gracia y la Sagrada Familia, con servicio de mayordomía y chófer con vehículo de lujo durante la estancia. El precio por noche de esta suite es de 15.000 euros.

Y este año celebran su cumpleaños número 100 por todo lo alto. Para empezar, ofrecen un menú centenario que consiste en la rememoración de los platos ofrecidos por sus cocinas en los años 20 y que han sido extraídos de diferentes minutas y menús guardados en su archivo. Para llevar a cabo esta minuciosa recopilación han contado además con la inestimable ayuda de clientes que guardaban de bodas y banquetes familiares, las copias de los menús que sirvieron hace un lustro. Este menú, que se compone de 8 platos, está disponible todos los viernes para cenar al precio de 100€. Entre otras recetas destacan: el consommé Maria Stuart (1927), los filetes de lenguado “Marguery” (1918) o el mignon de ternera con salsa bearnesa (1928). La cocina del Majestic de hace 100 años miraba a Francia, las recetas eran más contundentes y los platos recibían el nombre de personajes ilustres que los habían probado.

El Majestic se abre como ha hecho siempre a su público y a los ciudadanos de Barcelona, donde se dan cita además en el Bar del Majestic (imprescindibles sus cócteles y su colección de tortillas abiertas) o en su espectacular azotea, una de las más concurridas y bonitas de la ciudad.

Cien años del Hotel Majestic
El restaurante gastronómico SOLC

Dentro de las novedades del hotel Majestic, aparece en la escena culinaria barcelonesa el nuevo restaurante SOLC (surco en castellano) que rinde un homenaje al producto natural. El hotel cuenta con huerto propio en la zona de Maresme, mirando al mar Mediterráneo. Allí recogen a diario las verduras que el comensal encontrará en su plato. Su chef, Luis Llamas, propone entre otras sugerencias, el buñuelo de berenjena asada con alioli de miel y mató; canelón de pollo de corral rustido con setas de temporada; o la gamba roja de Vilanova con robellones, entre otros. El restaurante tiene un menú diario de martes a sábado al mediodía de 25€; un menú degustación de 50€ y el precio medio de carta ronda los 60€. Su carta de vinos, también cambiante, incluye entre otros el AA Cau D’en Genís – Cuvée Majestic, elaborado en la bodega Alta Alella, también en pleno Maresme, y en cuyo proceso de vitificación ha participado el sommelier de SOLC, un vino aromático, de la variedad Pansa Blanca de viticultura ecológica. Esta será sin duda una de las grandes apuestas gastronómicas de Barcelona, tras el cierre de su reputado restaurante Drolma, el Majestic necesitaba contar con una referencia de calidad en este sentido.

El Majestic y Joan Miró

El Hotel Majestic presume con orgullo de haber tenido una excelente relación con el artista Joan Miró. Por ello, en honor a su figura y coincidiendo con el 125 aniversario de su nacimiento, el Majestic propone una experiencia diferente que incluye por un lado, la visita a la Fundación Miró (en horario previo a la apertura al público) y a su fondo documental; posteriormente, un traslado privado lleva al visitante a Mas Miró en Montroig (Tarragona) la preciosa masía donde vivió, se inspiró y concibió su obra Joan Miró. Uno de los espacios más importantes es su taller que se conserva tal y como lo dejó la última vez que trabajó en él. La visita termina con una comida tradicional en el pueblo Mont-Roig donde disfrutar del paisaje emocional de Miró.

Últimas noticias