Murcia, una escapada por sierra, mar, vinos y patrimonio

A la espera de la inminente llegada del AVE, la capital murciana propone al viajero cultura, enoturismo e historia bajo un sol radiante

  • Murcia, una escapada por sierra, mar, vinos y patrimonio
    /

    Carlos R. Zapata

Murcia.

Tiempo de lectura 4 min.

26 de febrero de 2019. 10:57h

Comentada
Carlos R. Zapata,  Murcia. 26/2/2019

La capital murciana, es una ciudad con un encantador casco antiguo, que presenta un patrimonio histórico, religioso y cultural, que irá cautivando cada vez más, según se vaya paseando por ella. Un buen lugar para empezar a conocer la ciudad, es desde el Puente Viejo de los Peligros de principios del S.XVIII, el puente más antiguo de Murcia sobre el río Segura, río que baña la famosa huerta murciana. A partir de aquí un intrincado número de pequeñas calles, con nombres gremiales como Platería, Trapería y Jabonerías, muchas de ellas peatonales, nos van enseñando esta ciudad en la que en cada esquina aparecen tesoros dignos de visitar, como el Palacio de Fontes y de los Pacheco, el Convento de Santa Clara la Real, el fantástico claustro del Campus Universitario de la Merced, siendo esta universidad la cuarta más antigua de España, o la Iglesia de San Juan de Dios, donde en su subsuelo, se han encontrado los restos del antiguo Alcázar Mayor de Murcia.

El Museo SalzilloLa capital nos depara además otras joyitas fantásticas como el edificio del Casino, el Museo Salzillo, y claro está a su maravillosa catedral. El Real Casino que se encuentra en la céntrica calle Trapería, es una mezcla de las distintas corrientes artísticas de finales del XIX y principios del XX en España, es decir, de estilo ecléctico con influencias modernistas e historicistas. Declarado monumento histórico-artístico nacional en 1983, es actualmente un club privado, pero se puede visitar su monumental planta baja, con salas a cual más bonita. Después del buen sabor de boca que nos ha dejado, nos acercamos al Museo Salzillo, ubicado en la Iglesia Parroquial de Jesús, que alberga obras de este gran escultor imaginero murciano. El realismo de las figuras y los pasos, nos definen uno de los mejores artistas españoles de todos los tiempos. Dejamos para el final la fantástica Catedral cuya construcción se inicia a finales del S.XIV. Su impresionante fachada barroca construida a modo de gigantesco retablo barroco, se complementa con la puerta gótica de los Apóstoles, y la magnífica capilla también gótica de los Vélez ya en el interior. Después de tanta monumentalidad, que mejor que comer en algún restaurante típico de la ciudad. Nosotros escogemos “La Parranda”, donde degustaremos, algunos platos típicos de la región como “La marinera”, una ensaladilla rusa con anchoa asentada sobre dos colines, o el Pastel de Paparajote, dulce típico murciano que se envuelve en una hoja de limonero con buñuelo frito y canela.

Murcia, una escapada por sierra, mar, vinos y patrimonio

El «Lignum Crucis» de CaravacaSalimos de la capital para visitar en Caravaca su Castillo-Fortaleza, donde se encuentra la Basílica de la Santísima y Vera Cruz, en el que se custodia la Vera Cruz, un «Lignum Crucis» procedente de la cruz en la que Jesús fue crucificado. Está conservado en un relicario con forma de cruz de doble brazo, que según la tradición se depositó aquí en 1232. Juan Pablo ll concedió a Caravaca la celebración del Año Jubilar in Perpetuum, cada 7 años desde 2003. Caravaca se convirtió entonces en la quinta ciudad del mundo que puede celebrar el Jubileo Perpetuo, junto a Santiago de Compostela, Santo Toribio de Liébana, Roma y Jerusalén. El pueblo cercano de Mula, guarda en el Real Monasterio de la Encarnación, el Relicario de la Santa Espina, una reliquia perteneciente a la corona de espinas que llevaba Jesús en la Pasión. Después de verla, no está de más comprar a las monjas de clausura que llevan el monasterio, los dulces que elaboran.La segunda ciudad murciana es Cartagena. Una ciudad con más de 3.000 años de historia. La antigua Carthago Nova, nos ha dejado de herencia muchas huellas romanas, siendo el teatro, descubierto en 1988, y el museo construido por Rafael Moneo, las joyas de la corona de la ciudad. Quien iba a decir a Cartagena que gracias a sus tesoros romanos, a sus edificaciones modernistas, y al excelente Museo Nacional de Arqueología Subacuática, sea desde hace unos años, objetivo de los miles de turistas que llegan en los cruceros, que han incluido a Cartagena como escala.

Murcia, una escapada por sierra, mar, vinos y patrimonio

Después de darnos un paseo en catamarán, para descubrir todas las líneas defensivas, castillos y baterías que protegen el puerto, no es de extrañar, que en este ambiente marinero, naciera el gran Isaac Peral, inventor del Submarino. Nos despedimos de Murcia, no sin antes acercarnos al pueblo de Bullas para visitar las Bodegas Lavia. En la Región de Murcia se cultivan viñas y se elaboran vinos desde los tiempos de los romanos. Hay tres Denominaciones de Origen existentes: Bullas, Jumilla y Yecla. En las Bodegas Lavia hacen un vino ecológico con gran respeto al medio ambiente, a partir de uvas propias de la variedad Monastrell. Merece la pena ir a la bodega, conocer sus viñedos y catar sus vinos, para luego complementarlo con una ruta guiada por los senderos de la Sierra de Bullas.

Datos prácticos

Viajes El Corte Inglés cuenta con paquetes organizados para descubrir la Región de Murcia. Más información en la página web www.murciaturistica.es y a través de www.viajeselcorteingles.es.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs