López Obrador celebra aniversario de triunfo electoral

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador celebró el miércoles el segundo aniversario de su victoria electoral del 1 de julio de 2018 en medio de una pandemia indómita

López Obrador asegura que pandemia precipitó crisis del modelo neoliberal
MEX3591. CIUDAD DE MÉXICO (MÉXICO), 01/07/2020.- Fotografía cedida este miércoles por la Presidencia de México que muestra al mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, durante su mensaje este miércoles en Palacio Nacional de Ciudad de México (México). López Obrador señaló este miércoles que la pandemia de la COVID-19 precipitó la crisis del modelo neoliberal y destacó que la estrategia de su Gobierno ha sido destinar ayudas a la base de la pirámide social. EFE/Presidencia de México/SOLO USO EDITORIAL /NO VENTASPresidencia de MéxicoEFE

(AP). El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador celebró el miércoles el segundo aniversario de su victoria electoral del 1 de julio de 2018 en medio de una pandemia indómita, la persistente violencia de los narcotraficantes y una fuerte contracción de la economía.

A pesar de enfrentar algunas de las circunstancias más difíciles en la historia moderna del país, López Obrador optó por destacar los avances de su gobierno en la lucha contra el despilfarro, la corrupción y el autoritarismo en un discurso con motivo del aniversario. Dijo que grandes compañías fueron obligadas a pagar adeudos fiscales y se recortaron los sueldos de altos funcionarios.

Aunque celebró la puesta en marcha el miércoles del nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, el mandatario no pudo presumir la fortaleza del peso como hizo en 2019. La moneda nacional ha perdido más de 12% de su valor frente al dólar estadounidense en lo que va del año.

Con relación a la pandemia, que ha dejado 27.769 muertos entre 226.000 infectados en México, reconoció: “No son menores los sacrificios que la sociedad ha tenido que hacer... Estamos saliendo adelante de esta difícil circunstancia”.

Sin embargo, también manifestó encono frente a sus detractores.

“Nunca en más de un siglo se ha insultado tanto a un presidente de la República, y la respuesta ha sido la tolerancia y la no censura”, afirmó.

Destacó su decisión de disolver el Centro de Investigación y Seguridad Nacional e investigar casos de corrupción y de violaciones a los derechos humanos del pasado.

“No se espía, no se persigue a nadie”, aseguró López Obrador.

Los detractores han cuestionado los proyectos de infraestructura del presidente, principalmente la refinería de Dos Bocas y el llamado Tren Maya que muchos consideran un elefante blanco.

Sin embargo, algunas de las críticas más severas se han centrado en su estrategia de “abrazos y no balazos” para evitar confrontaciones con los cárteles del narcotráfico. López Obrador dijo que su gobierno ha logrado frenar el incremento de los homicidios y mantener estable la tasa de éstos.

“Esta nueva política de seguridad empieza a dar frutos”, señaló, aunque sus detractores subrayan que México mantiene niveles muy elevados de casi 3.000 asesinatos por mes.