Gobierno mexicano advierte sobre veto a educación sexual

Legisladores de varios estados han presentado propuestas para que las escuelas permitan a los padres retirar a sus hijos de clases de educación sexual y los métodos anticonceptivos, entre otros

Uruguay, el primer país de Latinoamérica que retorna a clases presenciales
AME1007. MONTEVIDEO (URUGUAY), 06/07/2020.- Fotografía fechada el 2 de julio de 2020 que muestra una estudiante del Colegio Español Cervantes en Uruguay durante el retorno de las clases presenciales en Montevideo (Uruguay). La baja incidencia del COVID-19 en Uruguay y el estricto protocolo sanitario aprobado llevaron al país sudamericano a convertirse en el primero de Latinoamérica en retomar la presencialidad en la educación, después de más de 3 meses en los que las plataformas virtuales fueron su principal aliado. El uso de mascarilla al llegar, la limpieza del calzado en una alfombra sanitaria, la desinfección de manos y dar respuestas a un breve cuestionario son algunos de los pasos que los estudiantes deben afrontar antes de acceder al aula, en el que deben mantener distancia con sus compañeros. EFE/ Raúl MartínezRaul MartínezEFE

(AP). El gobierno federal de México les advirtió a cinco estados que no aprueben propuestas en las que los padres de familia tendrían derecho a vetar clases de educación sexual y temas de género para sus hijos.

Legisladores de los estados de Chihuahua, Nuevo León, Aguascalientes, Querétaro y la Ciudad de México han presentado propuestas apoyadas por sectores conservadores que requerirían que las escuelas permitan que los padres retiren a sus hijos de clases en las que se tocan temas delicados como la identificación de género, la educación sexual y los métodos anticonceptivos, entre otros. A esas propuestas se les ha llamado “PIN Parental”, en referencia a los códigos utilizados para controlar lo que los menores pueden ver en la televisión.

La Secretaría de Gobernación y varias otras dependencias gubernamentales señalaron el domingo en un comunicado que las propuestas serían inconstitucionales y violan el derecho de los niños a una educación, y advirtieron que, si se aprueba la medida, posteriormente la Suprema Corte la derogará.

El proyecto de ley en Chihuahua propone que a los padres de familia se les notifique con al menos 30 días de anticipación sobre clases y temas que “sean contrarios a sus convicciones éticas, morales o religiosas”, y se les permita retirar a sus hijos de dichas lecciones.

El gobierno federal argumentó que los niños tienen el derecho constitucional al conocimiento y a recibir educación en ciertos temas, incluyendo la educación sexual.