Venezuela: Fiscalía abre proceso contra opositor Juan Guaidó

El proceso en contra de Guaidó se produce en momentos en que el gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oposición sostienen un diálogo para dejar atrás la crisis en el país

Juan Guaidó, dirigente opositor venezolano
CENTRO DE COMUNICACIÓN NACIONAL
20/08/2021
Juan Guaidó, dirigente opositor venezolano CENTRO DE COMUNICACIÓN NACIONAL 20/08/2021CENTRO DE COMUNICACIÓN NACIONAL CENTRO DE COMUNICACIÓN NACIONAL

(AP). El Ministerio Público de Venezuela anunció el martes la apertura de una nueva investigación en contra del dirigente opositor Juan Guaidó por una serie de presuntos delitos relacionados con la empresa estatal Monómeros Colombo Venezolanos S.A., con sede en Colombia y que está bajo control de la oposición tras las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Mediante su cuenta de Twitter, el fiscal general venezolano Tarek William Saab anunció la designación de dos fiscales especiales encargados de investigar a Guaidó por los presuntos delitos de “usurpación de funciones, traición a la patria, conspiración, hurto calificado de activos y asociación para delinquir”.

El proceso en contra de Guaidó se produce en momentos en que el gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oposición sostienen un diálogo para dejar atrás la crisis en el país. La suspensión de las sanciones económicas y el descongelamiento de los activos de Venezuela en el extranjero son algunos de los principales temas de discusión de los diálogos que se realizan en México. Sin embargo, el mandatario estadounidense Joe Biden tiene la última palabra a la hora de revertir esas medidas.

En los diálogos, que se retomaron del 3 al 6 de septiembre, el gobierno de Noruega funge como facilitador con el respaldo de Estados Unidos, la Unión Europea y Canadá, entre otros países.

La nueva investigación se suma a casi tres decenas de causas en contra de Guaidó, por delitos que van desde la usurpación de funciones, corrupción, legitimación de capitales e instigación pública a la desobediencia de las leyes, hasta conspiración con gobiernos extranjeros y terrorismo.

También a través de Twitter, Guaidó catalogó de “falsa” la acusación a acusación y afirmó que “los activos venezolanos desde 2019 están y seguirán protegidos para que la dictadura no siga saqueándolos, como pasó recientemente con la venta irregular de la refinería venezolana en Dominicana”.

En agosto pasado, el gobierno de Maduro anunció que la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A transfirió su participación de 49% de la Refinería Dominicana de Petróleo PDV S.A. (REFIDOMSA) a cambio de la recepción de deuda externa emitida por esta nación sudamericana y la petrolera venezolana.

El precio de compra acordado fue de unos 74 millones de euros o unos 88,1 millones de dólares, unos 47,6 millones de dólares menos en comparación all precio de venta que PDV CARIBE, S.A., una filial de PDVSA, pagó a República Dominicana hace 10 años, confirmó el gobierno de Santo Domingo.

El anunció de Saab se produjo una semana después que la Superintendencia de Sociedades de Colombia tomó el control de Monómeros —una filial de Pequiven, la corporación del Estado venezolano a cargo de producir y comercializar productos petroquímicos.

La Superintendencia, una entidad estatal que vigila a las sociedades mercantiles, “sometió a control” a Monómeros con el propósito de “ordenar los correctivos necesarios para subsanar una situación crítica de orden jurídico, contable, económico o administrativo”. Monómeros es uno de los activos del Estado Venezolano congelados en el extranjero.

Washington congeló todos los activos del gobierno venezolano en Estados Unidos y prohibió a los estadounidenses y sus socios internacionales hacer negocios con Caracas para presionar a Maduro a dejar el poder. Argumenta que fue electo en 2018 en unos comicios fraudulentos.

Colombia es uno de los países que reconoce a Guaidó como presidente interino después de proclamarse como tal mientras fue líder de la Asamblea Nacional argumentando que el mandatario socialista fue reelecto en comicios fraudulentos.

El gobierno de Maduro rompió relaciones con Colombia en 2019 al señalar que Bogotá impulsa planes para forzar su derrocamiento.