«Idus de marzo» en el PSOE: Gómez reprocha a Jiménez que anuncie «varios candidatos»

Las declaraciones sobre la elección del secretario general son calificadas como «cuestiones internas que no tocan» por el núcleo duro de la líder socialista

La «guerra fría» en el PSOE-A se caldea. «Cuídate de los idus de marzo», escribió Shakespeare en su «Julio César». El parlamentario del PSOE por Huelva Mario Jiménez se refirió ayer a las primarias que celebrará el partido a nivel regional para elegir a un nuevo líder, incidiendo en que «habrá varios candidatos y los militantes elegirán de manera libre». Jiménez, en la línea de sus últimas declaraciones sobre la sucesión, se limitó a señalar que la militancia decidirá entre los candidatos que se presente. La diferencia es que en esta ocasión el diputado Carmelo Gómez, que a diferencia de Jiménez se mantiene aún en el núcleo duro de Susana Díaz, se lo reprochó públicamente. Posteriormente, Ángeles Férriz, otra ex portavoz defenestrada por Díaz, se sumó a la disputa con contundencia.

A preguntas de los periodistas en Huelva, el anterior portavoz del grupo parlamentario socialista en la Cámara andaluza remarcó que lo importante «no son las decisiones personales» de quienes quieran optar a liderar el PSOE-A sino «lo que expresen los militantes con su voto» de cara a dicho congreso regional. «Cuando llegue el momento el PSOE andaluz celebrará unas primarias para elegir a su secretario o secretaria general», prosiguió el parlamentario, destacando el hecho de que «esas primarias se celebrarán con todos los elementos y habrá varios candidatos», con la pretensión de que la militancia pueda «elegir de manera libre, democrática y abierta quién quiere que sea el próximo secretario o secretaria general». Por esta razón, a la pregunta de si considera que la actual secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, debe seguir y optar a la reelección, subrayó que «ha llegado el momento en el que las decisiones de uno no sean las que se terminen llevando a la práctica sino que serán las decisiones de muchos, de los más de 45.000 militantes que cuando se les convoque, en su momento, se expresarán».

A través de Twitter, el secretario de Acción Electoral y Programa del PSOE-A, Carmelo Gómez, criticó que «mientras otros están en cuestiones internas que ahora no tocan la dirección del partido y la mayoría de los socialistas» aseguran estar «en la defensa de la educación y sanidad pública de las agresiones de la derecha». En consecuencia, la parlamentaria del mismo grupo Ángeles Férriz apeló en un tuit a la resistencia y a la pérdida del «miedo» frente aquellos que «ejercen el poder de modo autoritario». «A lo largo de los tiempos, siempre ha habido gente que ejerce el poder de modo autoritario, sin escuchar a nadie e intentando que nadie hable (y si alguien se atreve a hablar, hay que lincharlo, por supuesto). Por eso, hay frases que no pasan de moda. Hoy me ha venido a la cabeza esta», apuntó con una imagen de la frase: «Les quitaron tanto tanto que acabaron quitándoles el miedo».