Sanlúcar de Barrameda, Laffón y su estreno en el Bellas Artes de Sevilla

La pinacoteca acoge 21 obras de la artista, realizadas a mediados de los años 70 cuando se instaló en la localidad gaditana

El Museo de Bellas Artes de Sevilla acoge por primera vez una exposición de la artista sevillana Carmen Laffón, que conforma la tercera de las muestras incluidas en la programación cultural del denominado «Semestre Laffón» en colaboración con otros centros expositivos y que explora la vinculación de la pintora con Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

La consejera de Cultura, Patricia del Pozo, inauguró ayer la muestra «El estudio de la calle Bolsa de Sanlúcar de Barrameda», que se suma a las exposiciones «La Sal», en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, y «Carmen Laffón en la colección Cajasol», en la Fundación Cajasol, en las que aborda un tema esencial en la obra de la artista: Sanlúcar de Barrameda, ciudad que está presente de forma reiterada y constante en sus lienzos desde que se instaló, a mediados de la década de los setenta, en una habitación de una casona en la localidad gaditana.

Precisamente, ese estudio improvisado en los altos de un edificio de la calle Bolsa de Sanlúcar de Barrameda es el epicentro de la exposición en el Museo de Bellas Artes de Sevilla que reúne 21 obras de diferentes formatos, tanto pinturas como esculturas realizadas en técnicas diversas, que muestran dos temáticas diferentes: los paisajes urbanos y los bodegones, y en su gran mayoría, son préstamos procedentes de colecciones particulares e instituciones privadas.

La exposición, comisariada por Juan Bosco Díaz-Urmeneta y diseñada por Juan Suárez, alumbra en la sala de temporales del Museo de Bellas Artes de Sevilla (hasta el 28 de febrero de 2021) este importante ámbito en la trayectoria de Carmen Laffón a través de tres espacios dedicados a las vistas de Sanlúcar de Barrameda, los dibujos de bodegones y las esculturas, ejecutadas en bronce pintado.

La consejera destacó que el Bellas Artes de Sevilla, que en contadas ocasiones en los últimos años ha abierto sus puertas a artistas vivos, «está íntimamente unido a la vida de Carmen Laffón. A menudo, ella lo visitaba, de niña, en compañía de sus padres y, pasados ya los años, pintó sus patios. Además, su pintura tiene una nueva lectura entre las obras de los grandes maestros».