Nuevo récord de contagios con 1.907 y seis fallecimientos en Andalucía

Los hospitales andaluces rebajan su presión asistencial con 1.058 pacientes ingresados por Covid-19, 144 de ellos en UCI

Andalucía alcanzó ayer un nuevo récord de contagios de coronavirus con 1.907, la cifra más abultada en esta segunda ola de la pandemia. Hasta ayer, el récord de casos positivos confirmados en 24 horas se cifraba en los 1.788 registrados el martes, que superaba a los 1.617 contabilizados el 18 de septiembre. La provincia de Sevilla vuelve a liderar el aumento diario de contagios confirmados por PCR y test de antígenos, con 551, seguida de Granada con 465, Córdoba con 238 y Málaga con 214. Por debajo de 200 figuran Jaén con 188 y Cádiz con 161 y con cifras inferiores al centenar se encuentran Almería con 46 y Huelva con 44.

En cuanto a las muertes, la cifra se contiene en seis. Córdoba, con tres fallecidos, es la provincia que concentra la mayoría de las muertes, seguida de Granada con dos y Málaga y Huelva una cada uno. Las provincias de Almería, Cádiz y Jaén no sumaron fallecidos en 24 horas y Sevilla contabilizó uno menos tras la última actualización de datos.

Los hospitales andaluces rebajan su presión asistencial con 1.058 pacientes ingresados por coronavirus, 17 menos en 24 horas y 26 menos que hace una semana, de los que 144 se encuentran en una unidad de cuidados intensivos (UCI), cinco menos que la víspera y siete menos que hace siete días.

De acuerdo con los datos de la Consejería de Salud, Andalucía ha registrado desde el inicio de la pandemia 71.707 casos confirmados por PCR y ha alcanzado las 1.962 muertes. Por su parte, la cifra acumulada de hospitalizados sube hasta los 10.247. Un total de 1.091 han pasado por alguna unidad de cuidados intensivos.

En cuanto a los nuevos brotes, ayer se declaró uno en el convento de Santa Ángela de la Cruz de Sevilla, con un total de 40 religiosas contagiadas. Fuentes del Arzobispado indicaron a Europa Press que la congregación, una de las más numerosas de la ciudad, se encuentra en estos momentos siguiendo detalladamente todos los protocolos que las autoridades sanitarias han marcado, por lo que se ha procedido al cierre del convento. Estas monjas se exponen diariamente al contagio porque se dedican a cuidar ancianos impedidos en sus domicilios.