El rescate europeo centrará el segundo debate autonómico de Moreno

El presidente andaluz reclamará unidad para exigir 23.000 millones de fondos UE para la región. La líder de la oposición le ha pedido que deje a un lado el «autobombo»

El presidente de la Junta, el popular Juanma Moreno, a la derecha, junto al consejero de Presidencia y portavoz del Ejecutivo regional, Elías BendodoEduardo Briones / Europa Press Europa Press

En un ambiente algo denso. Ahí se celebrará el segundo Debate sobre el estado de la comunidad de la legislatura, debido a las pequeñas arritmias de cotidianeidad numérica que afronta la región en la segunda oleada de la Covid-19, una enfermedad que había infectado hasta ayer a 100.508 andaluces y había provocado la desaparición de 20.000 proyectos empresariales en la región. El presidente del Gobierno autonómico, el popular Juanma Moreno, será el encargado de abrir fuego con su intervención y lo hará con un objetivo básico: centrar sus fuerzas en lograr consensuar una estrategia común de salida a la crisis que incluya la llegada a la comunidad de la mayor cantidad posible de los fondos con los que la Unión Europea (UE) riegue a España.

El Ejecutivo regional defiende que el reparto del dinero dentro de los márgenes del país debe hacerse siguiendo los mismos criterios que «ha avalado la Comisión Europea» para la distribución entre sus territorios, esto es, población, desempleo y Producto Interior Bruto (PIB). De ser así, la Junta calcula que a Andalucía le correspondería «el 32 por ciento de los 72.000 millones de euros a fondo perdido», que arriben a España, es decir, «algo más de 23.000 millones».

Moreno desplegará en grado máximo sus dotes oratorias para intentar obtener el respaldo de la Cámara y poder acudir el próximo lunes con ese aval a la Conferencia de Presidentes.

Fuentes del Gobierno autonómico trasladaron a este periódico que el presidente afronta el reto con una actitud «constructiva y dialogante» y como «una oportunidad para huir de la confrontación» y de asistir «a la importante reunión del lunes en Madrid» pertrechado con la «posición de firmeza» que supondría el contar con «el conjunto de los grupos políticos» del Parlamento –PP, Cs, PSOE, Adelante Andalucía y Vox– empujando en una misma dirección: que envíen a la región la mayor proporción posible del maná de la UE. En ese sentido, el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, ya deslizó horas antes de la cita parlamentaria desde Málaga que tanto el PSOE-A como Adelante tienen «dos oportunidades» para poner a los andaluces por encima de los intereses partidistas y de las siglas: el debate que arranca hoy y se prolongará durante la jornada de mañana y a final de año con los Presupuestos para 2021, que ya están en elaboración, según recogieron las agencias.

De momento, la líder de la oposición, Susana Díaz, a quien previsiblemente Moreno apelará para que le pida a Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno central, los 23.000 millones; dijo que también acudirá con «ánimo de acuerdo, de diálogo y entendimiento». Si bien mostró su confianza en que el discurso del presidente esté cercano a la realidad y deje a un lado el «autobombo», ya que, a su juicio, «la descoordinación del Gobierno, las ocurrencias y la propaganda no han mejorado la vida de los andaluces», condensó. El PSOE hará 35 propuestas y Díaz ya avisó de que no los encontrarán si la senda es la de los «recortes» y las privatizaciones. Dirigirá el debate la popular Esperanza Oña, ya que la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet (Cs), dio positivo en coronavirus.