PSOE y Adelante presentan enmiendas por 7.600 millones

Los socialistas registran 300 propuestas de cambio en las cuentas y la coalición de izquierdas, un total de 335

El consejero de Hacienda y Financiación Europea, Juan Bravo
El consejero de Hacienda y Financiación Europea, Juan BravoMar�a Jos� L�pez Europa Press

El Grupo Socialista ha presentado 300 enmiendas al proyecto de Presupuestos de la Junta de Andalucía de 2021 que movilizan más de 3.000 millones de euros y que contemplan un aumento de 2.000 millones para sanidad, educación y empleo. Por su parte, Adelante Andalucía presentó 335 enmiendas por un montante de 3.600 millones

El portavoz de Hacienda del PSOE-A en el Parlamento andaluz, Antonio Ramírez de Arellano, concretó que 62 de las enmiendas socialistas son de carácter normativo, 18 están dirigidas al estado de ingresos y 220 al estado de gastos, con un importe que “supera los 3.000 millones de euros”.

Arellano ha tildado de “insuficiente, improvisado y falto de ambición” el Presupuesto de la Junta, que está “ausente de propuestas políticas concretas” y “lejos de los planteamientos que están haciendo otras comunidades autónomas”, según ha continuado.

Así, el parlamentario socialista ha señalado que, frente a una “escasa subida” del 3,7% que recogen las cuentas andaluzas de 2021, otras comunidades plantean un aumento “más sustancial, dados los tiempos que vivimos”, de forma que “Galicia sube un 14%, Castilla León un 13%, Castilla La Mancha un 15%”.

Antonio Ramírez de Arellano
Antonio Ramírez de ArellanoServicio Ilustrado (Automático) PSOE

“Los socialistas hemos pedido que las cuentas para Andalucía aumenten en un 8,9%, lo que supone 2.000 millones de euros adicionales respecto a los presupuestos que el Gobierno de Juanma Moreno ha traído al Parlamento”, según ha añadido Antonio Ramírez de Arellano.

El portavoz socialista ha defendido que las enmiendas registradas por el Grupo Socialista pivotan sobre tres ejes, que son los de “transparencia y rigor, blindaje de las políticas sociales y el impulso económico y empleo”.

“En estas cuentas está ausente la transparencia”, según ha lamentado Arellano, quien ha remarcado “la nula actividad legislativa convencional de este gobierno, sustrayendo la participación de partidos políticos y agentes sociales en la tramitación de leyes”.

Además, el portavoz socialista ha criticado el “enorme espacio de indefinición que tiene este presupuesto con los fondos europeos de nueva generación, así como el enorme fondo de contingencia, de casi 500 millones de euros”, que quedarían “a la voluntad del consejero de Hacienda y de Vox, al darle cabida en la comisión para decidir estos gastos”, según ha advertido.

El parlamentario del PSOE-A ha incidido en la necesidad, a su juicio, de que “se revierta la política fiscal” del Gobierno de Moreno, que “ha favorecido a los más pudientes”, y ha destacado que “se podrían ingresar más de 200 millones de euros adicionales”.

También ha sostenido que “si retomamos la subasta de medicamentos se podrían ingresar 200 millones de euros adicionales, así como la venta de activos y determinando el destino del fondo de garantía”.

“Si sumamos todo serían más de mil millones que se podrían obtener”, ha afirmado el portavoz socialista, que también ha puesto el acento en la necesidad, en su opinión, de “incrementar hasta un 10% la Patrica porque los ayuntamientos se van a enfrentar en los próximos meses a una complicada situación derivada de la pandemia”.

El portavoz socialista ha destacado que un centenar de las enmiendas socialistas van orientadas a “fomentar el blindaje del estado del bienestar”, para “aumentar el gasto en sanidad un 10%, 300 millones para consolidar la atención primaria y 100 millones adicionales para infraestructuras; otros 447 millones más para elevar el gasto en educación, consolidación de plantillas docentes o refuerzo de inversiones en infraestructuras educativas”.

Además, el Grupo Socialista solicita “200 millones más para las políticas sociales, recuperar el nivel de renta mínima, atender la discapacidad y la dependencia, sobre todo en un año en el que más de 10.000 personas han fallecido en Andalucía mientras esperaban una ayuda”. “Un paquete de medidas para reforzar la inversión”, con un aumento de 500 millones de euros para Fomento, Agricultura y Economía y “aumentar en 500 millones de euros las partidas para empleo”, según ha concluido el portavoz socialista.

Por su parte, el grupo parlamentario de Adelante Andalucía ha registrado este lunes un total de 335 enmiendas al proyecto de Presupuestos de la Junta para el próximo año 2021 que movilizan casi 4.600 millones de euros.

El portavoz adjunto del grupo parlamentario y responsable de presupuestos de Adelante, Guzmán Ahumada, y la coportavoz de Podemos Andalucía, Libertad Benítez, han detallado dichas enmiendas en una rueda de prensa tras registrarlas en el Parlamento autonómico.

Guzmán Ahumada ha subrayado que las enmiendas de su grupo buscan “incrementar inversiones en sanidad, educación, dependencia”, es decir, “servicios públicos esenciales”, y también para la “creación de empleo y un cambio de modelo productivo”. Se trata de “modificar” el Presupuesto de la Junta “en 4.600 millones de euros para ser una herramienta fundamental para atajar los problemas del momento”, según ha resumido.

El portavoz adjunto y responsable de presupuestos de Adelante Andalucía, Guzmán Ahumada, y la coportavoz de Podemos Andalucía, Libertad Benítez, presentando las enmiendas
El portavoz adjunto y responsable de presupuestos de Adelante Andalucía, Guzmán Ahumada, y la coportavoz de Podemos Andalucía, Libertad Benítez, presentando las enmiendas Servicio Ilustrado (Automático) ADELANTE ANDALUCÍA

Según ha detallado, entre las 335 enmiendas presentadas en total, 99 se dirigen al articulado, para, por ejemplo, la puesta en marcha de “una estrategia andaluza por el cambio del modelo productivo”, así como un programa ‘Transición Empleo’, a través de transferencias a los ayuntamientos para mejorar patrimonio cultural y medioambiental, con el objetivo añadido de “romper la estacionalidad turística, blindando los 447 millones euros de gasto inejecutable para que la inejecución no se traduzca en reducción de gasto presupuestario”.

De igual modo, 236 enmiendas tienen que ver con gastos e ingresos, e incluyen soluciones para un aumento presupuestario de 2.765 millones de euros, “recursos esenciales para atender a las necesidades de los andaluces y los retos económicos, sociales y productivos del futuro”, según defiende Adelante.

Así, desde el grupo parlamentario sostienen que “la ampliación de recursos es posible y viable a través tres vías esenciales”, como son la incorporación de los fondos ‘React-EU’ -1.040 millones de euros-; el aumento en tres décimas del déficit, que “debería ir destinado para un plan de rescate a pymes y autónomos -480 millones de euros-”, y “una reforma en profundidad de nuestro sistema fiscal que asegure la progresividad fiscal y luche frente al fraude”.

Según ha detallado Adelante, de los casi 4.600 millones de euros que movilizan con sus enmiendas, más de 1.800 millones van para sanidad, educación, igualdad y derechos sociales.

En concreto, para sanidad se movilizan 980 millones, “tanto para aumentar la plantilla de nuestros profesionales sanitarios y mejorar sus condiciones de trabajo, como para triplicar las partidas actualmente presupuestadas para infraestructuras en materia de construcción y mejoras de hospitales, centros de salud y consultorios médicos”, con 550 millones.

Para educación, las enmiendas de Adelante movilizan 415 millones de euros, “tanto para poder acabar con las deficiencias infraestructurales e impulsar la Ley de Bioclimatización, que no estaba consignada, como para ampliar y consolidar los incrementos de docentes para garantizar las bajadas de las ratios, como así viene reclamando desde año la comunidad educativa”.

Igualdad, derechos sociales y vivienda son capítulos para los que Adelante pide movilizar un total de 470 millones de euros con enmiendas que plantean aumentar las partidas para la lucha contra de la violencia machista, “duplicar” la partida destinada para a la Renta Mínima de Inserción -150 millones más-, que “debe complementarse y coordinarse con el Ingreso Mínimo Vital”, y activar “las políticas para garantizar el acceso a una vivienda digna al conjunto de la ciudadanía”.

De igual modo, Adelante plantea movilizar 830 millones de euros en “actuaciones esenciales para un cambio del modelo productivo que permitan la modernización y la innovación de nuestros sectores estratégicos”.

En concreto, la confluencia destaca entre sus propuestas “la apuesta por la diversificación, la reindustrialización y la agroindustria; la reposición del recorte de 135 millones de euros a las universidades, y ampliación de las transferencias actuales para ser el motor del cambio del modelo productivo; apuesta por el I+D+i, duplicando lo inicialmente consignado, más de 300 millones de euros; un plan de transición y programa de optimización energética, así como inversiones para mejorar sectores estratégicos como el agroalimentario o el turismo”.

Adelante también plantea movilizar 1.000 millones de euros para políticas activas de empleo y “un cordón de seguridad para pymes”. En concreto, para pequeñas y medianas empresas, y también para autónomos, este grupo parlamentario reclama a la Junta un “plan de rescate con ayudas directas para evitar la destrucción del tejido empresarial y vinculados con el mantenimiento/creación de empleo”.

También solicita “planes de choque frente al desempleo por el valor de 510 millones, de los cuales 240 en políticas activas para el desarrollo de iniciativas de rehabilitación, transición energética, digitalización e innovación”.

Por otro lado, desde Adelante también han enmendado el Presupuesto para reclamar 256 millones para “aumentar la financiación directa de los municipios, de los cuales 100 millones “para cumplir finalmente con la deuda histórica de los ayuntamientos por la Patrica” -la Participación en los Tributos de la Comunidad Autónoma-; así como 164 millones “para políticas de medio ambiente, con especial atención a las políticas en materia de agua, ciclo integral, vertidos cero, políticas frente a la sequía.

Finalmente, propone movilizar 210 millones en Fomento “para mejorar la movilidad urbana -plan de bicicleta, transporte público, aparcamientos disuasorios- e interurbana -en ‘puntos negros’, desdoblamientos y ampliación vías doble sentido-”, y más de 250 millones repartidos en Justicia -de los que más de 100 millones serían destinados a infraestructuras judiciales-, Cultura o Presidencia.