Sucesos

Calma tensa en Linares tras los disturbios del fin de semana por la paliza de dos policías a un hombre

La policía mantiene la vigilancia en el municipio para evitar nuevos altercados, mientras investiga si se disparó con armas de fuego a los manifestantes

La reacción ciudadana provocó numerosos altercados y destrozos en Linares el sábado
La reacción ciudadana provocó numerosos altercados y destrozos en Linares el sábadoPOLICÍA NACIONAL POLICÍA NACIONAL

La situación en Linares, según la Policía Nacional, está “totalmente tranquila” por lo que no se espera que se repitan los disturbios y altercados de este fin de semana motivados por la detención de dos policías acusados de agredir cuando no estaban de servicio a un hombre y a su hija de 14 años en la terraza de un bar del municipio.

El portavoz del Cuerpo Nacional de la Policía en Jaén, Diego Moya, ha indicado a Europa Press que en Linares se mantiene “un dispositivo de prevención formado por la Unidad de Intervención Policial”, aunque se confía en que no vuelvan a producirse nuevos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas policiales.

Asimismo, Moya ha trasladado nuevamente el agradecimiento de toda la Policía Nacional a la población de Linares. “Agradecemos enormemente la actitud de la ciudadanía de Linares” y las muestras de apoyo que vienen recibiendo tras la detención de los dos agentes y de los altercados que se produjeron seguidamente en el entorno de la comisaría y de los juzgados.

Los dos agentes de la Policía Nacional detenidos fueron trasladados en la tarde de este lunes al centro penitenciario de Sevilla I donde han pasado su primera noche. Ambos permanecían en la cárcel de la capital jiennense desde que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Linares, en funciones de guardia, ordenó en la madrugada del sábado al domingo su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza.

Fue la dirección de la cárcel de Jaén la que solicitó el traslado a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. En concreto, se planteó su derivación al módulo específico que la citada prisión sevillana tiene destinado para FIES (fichero de internos de especial seguimiento) 4, que se corresponde con los miembros de fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha explicado que los dos agentes están siendo investigados por “un presunto delito de lesiones agravadas por el empleo de métodos o formas peligrosas para la salud física de la víctima y en la que ha mediado ensañamiento”, castigado en el artículo 148 del Código Penal.

Los arrestados son un subinspector y un agente de la Policía Nacional por su presunta implicación en una agresión a otro varón cuando estaban fuera de servicio ocurrida en plena vía pública de Linares. El herido fue ingresado en el Hospital San Agustín de esta ciudad con lesiones en la nariz y la cornea, y también resultó herida, aunque con menor gravedad, su hija de 14 años.

En el material audiovisual difundido sobre la pelea por redes sociales se ve cómo varios hombres empiezan a dar golpes y empujones en plena calle a otro hombre, que acaba cayendo al suelo, siendo víctima de golpes y contusiones. Unos hechos que han sido condenados por la Dirección General de la Policía, así como por responsables de diferentes instituciones y partidos.

Además, dieron lugar a concentraciones de protesta que desembocaron el pasado sábado en altercados en Linares con 13 detenidos y una veintena de policías heridos. Varios colectivos de derechos humanos han denunciado ante la Fiscalía Provincial de Jaén un “uso desproporcionado de la fuerza” en algunas actuaciones policiales de esa jornada, mientras que también está en investigación el empleo de una escopeta de postas por parte de agentes en estos disturbios.

Sobre este último aspecto, la Policía Científica es la que se está encargando de realizar todas las pruebas para determinar si las postas que hirieron a varias personas procedían de un arma de las fuerzas policiales.