En vías de solución el conflicto entre la Junta y los sanitarios por el pago de la productividad

Los sindicatos paralizan las protestas después de que el gerente del SAS se “comprometiera” a abonarles el débito

Imagen de una de las protestas convocadas por los sindicatos para exigir el pago de la productividad de 2019
Imagen de una de las protestas convocadas por los sindicatos para exigir el pago de la productividad de 2019La Razón

Se han tocado algunos resortes y parece que la calma está más cerca. Desde los sindicatos UGT, CC OO, CSIF y el Sindicato Médico Andaluz (SMA) valoran de forma positiva que el gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Ángel Guzmán, se “comprometiera” en la mesa sectorial que se celebró ayer a “pagar las cantidades que se adeudan” a 115.000 profesionales por el complemento al rendimiento profesional (CRP) de 2019, “aunque sea en otro concepto distinto”.

Han exigido durante semanas ese abono en la calle, desde protestas programadas ante centros sanitarios de la comunidad, y ahora celebran, a través de una nota conjunta, que después de esas presiones, Guzmán admitiera que, pese a que “el Presupuesto para el PCR” del ejercicio de 2019, ya está “más que cerrado y gastado”, existe ese débito “de un 24% del segundo pago”. El dirigente del SAS les trasladó, de acuerdo a lo reflejado por las organizaciones sindicales en su comunicado, que se negocia con la Consejería de Hacienda y Financiación Europea de la Junta para que los sanitarios puedan recibir esos fondos.

Desde la confianza en que se cumplirá lo que les han transmitido, los cuatro sindicatos han decidido dar “un voto de confianza” al Gobierno autonómico y paralizar las movilizaciones “a la espera” de que se formalice esa promesa y dado que “se han constituido diversas mesas” de trabajo para “cerrar acuerdos tan fundamentales como la carrera profesional” que comenzarán a funcionar “de forma inmediata”.

En concreto Antonio Macías, secretario regional de Sanidad de UGT Andalucía, confirma a LA RAZÓN que “tras el anuncio del gerente del SAS en persona, delante de la directora general de Profesionales” han optado por “creer en su palabra” y esperan que “en un breve espacio de tiempo el tema esté resuelto” para que “este lamentable episodio pase a la historia”. Considera que no debería haber sido necesario llegar “al extremo” de las concentraciones para que puedan percibir lo que por derecho “les corresponde”.