El paro andaluz baja del 20% por primera vez en tres lustros

Fue la comunidad donde más descendió el desempleo en el primer trimestre del año, situándose en niveles previos a la anterior crisis causada por la burbuja inmobiliaria

Trabajadores preparando y adecentando las casetas del recinto ferial de Sevilla
Trabajadores preparando y adecentando las casetas del recinto ferial de Sevilla FOTO: Eduardo Briones Europa Press

La Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al primer trimestre del año arroja unos datos positivos para Andalucía, una comunidad que por primera vez en tres lustros baja su tasa de desempleo del 20%. Además, el número de parados se sitúa por debajo de los 800.000, concretamente 775.900, demostrando así el buen comportamiento del mercado laboral. En concreto, el paro bajó de enero a marzo en Andalucía en 45.900 personas, lo que supone un 5,58% menos que en el trimestre anterior. No obstante, en cuanto a creación de empleo, la comunidad autónoma contabiliza 32.000 ocupados menos respecto al trimestre anterior, lo que situó el total de ocupados en 3.217.800 personas. La cifra supone un descenso del 0,99%.

Andalucía es la comunidad que más reduce su número de desempleados durante el primer trimestre, seguida de la Comunidad Valenciana, con 37.900 desempleados menos, y Cantabria, con 2.900 parados menos. Solo esas tres regiones ven un descenso de enero a marzo. Ya en términos interanuales, Andalucía vuelve a liderar la bajada del paro, seguida de Cataluña (105.500 menos) y Comunidad Valenciana (76.400 menos). Cádiz y Málaga son las provincias andaluzas con mayor tasa de desempleo con un 26,30% y un 20,16%, respectivamente. En el resto, Granada tiene un 18,95%; Jaén sitúa su tasa en el 18,36%; Huelva en el 18,24%; Sevilla en el 17,95%; Córdoba en el 16,85% y Almería es la provincia con menor tasa (15,90%).

Ante estos datos, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, valoró que Andalucía sea la comunidad «donde más bajó el paro en el primer trimestre de 2022» y también la que «más empleo crea en el último año». «Todo ello con una pandemia y una escalada de precios asfixiante», según indicó en su cuenta de Twitter. «Andalucía puede ser una de las primeras economías de España si seguimos avanzando», agregó.

Según el secretario general de Empleo y Trabajo Autónomo de la Junta, José Agustín González, se trata de «un dato trimestral confuso» porque «está marcado por un fuerte descenso de activos de 77.900 personas, que explica que se produzca un descenso del paro, pero al mismo tiempo también se produce una pérdida de ocupación». Destacó especialmente la comparativa con el primer trimestre de 2021, que indican que el paro bajó en Andalucía en 112.100 personas, lo que supone una bajada del 12,62%, mientras que el número de ocupados subió en 165.600 personas (5,42%).

Estos números «reflejan quizá esa tendencia del mercado laboral andaluz, que sigue instalado en cifras muy positivas, con cifras de ocupación por encima de los 3,2 millones de ocupados y una tasa de paro que nos retrotrae a periodos de bonanza previos al anterior crisis causada por la burbuja inmobiliaria», comentó. «Nos situamos en niveles de paro que no conocíamos desde antes de la anterior crisis de 2008, ya que nos tenemos que remontar 14 años atrás para encontrar una tasa de paro por debajo del 20% o niveles de desempleo por debajo de la barrera de los 800.000 desempleados», agregó González, quien también señaló que el «diferencial de paro con España está en mínimos históricos, estamos por debajo de los seis puntos, cuando siempre hemos sufrido una media de siete o mas puntos de distancia».

Los sindicatos valoraron la bajada del paro, aunque con matices. Según UGT, los datos de la EPA son «relativamente positivos». «Reducimos el paro, pero no lo hacemos generando empleo ni elevando la población activa», remarcó la central, que no obstante consideró que «es de justicia destacar también los descensos dados en el paro de larga duración y en el desempleo juvenil». Tanto este sindicato como CC OO resaltaron la necesidad de subir los salarios, especialmente ante la inflación. CSIF puso el foco en que la tasa de paro andaluza es casi seis puntos superior a la nacional y pidió reforzar los servicios públicos.