Andalucía

Biberones personalizados para evitar que los bebés abandonen la lactancia hechos en Jaén

Un grupo de emprendedores se propuso crear tetinas que imitaran el pecho de las madres y en la medida de lo posible su textura

Una bebé tomando el biberón
Una bebé tomando el biberón

La empresa jiennense ‘Happymami’ ayuda a más de 5.000 madres de todo el mundo a compatibilizar la lactancia materna con el uso de biberones personalizados, que se diseñan de forma personalizada para que la tetina se parezca lo más posible al pecho de la madre.

Esta iniciativa empresarial surgió ante la necesidad de preservar la lactancia, una práctica que recomienda la Organización Mundial de la Salud y que en la actualidad va disminuyendo ya que, según los datos del INE, la tasa de bebés que toman el pecho durante las seis primeras semanas de vida es del 66 % y se reduce hasta el 28 % en los seis primeros meses.

“El 75 % de las madres usarán un biberón durante su etapa lactante y la ciencia nos avisa que más del 50 % de los bebés que prueban un biberón genérico pierden su lactancia materna”, según ha dicho a EFE el primer ejecutivo de la empresa, Alberto Fernández.

Para evitar el abandono de la lactancia, un grupo de emprendedores se propuso crear tetinas que imitaran el pecho de las madres y en la medida de lo posible su textura, ha añadido el directivo, cuya iniciativa está apoyada por el Programa Minerva de la Junta de Andalucía y Vodafone.

Fernández ha subrayado que “hemos querido ayudar a las madres con esta innovadora solución” porque son conscientes de los beneficios que para los bebés tiene este tipo de alimentación y de los problemas que tienen las madres para continuar dando el pecho a sus hijos por la incorporación al mercado laboral.

Para ello, las madres diseñan sus propios biberones en nuestra web “de forma fácil, en solo cinco pasos y completamente personalizada”, con un sistema en el que pueden seleccionar no sólo la velocidad de flujo de la tetina, “sino también la forma y tamaño del pecho y la longitud del pezón”.

De esa forma se obtiene “un biberón único y adecuado a las necesidades suyas y las de su bebé en cada una de las etapas en las que se encuentre”, ha añadido.

Además, los biberones están hechos con material libre de BPA, BPS Y BPF, con doble sistema anticólicos y acabado de silicona suave similar a la piel, que imita la textura del pecho materno y consigue el efecto calmante, según Fernández.

En su año y medio de vida, la empresa ha comercializado 15.000 biberones con tetinas personalizadas a través de internet, con clientes de todo el mundo y en España la mayoría son de Madrid, Barcelona y Valencia.

Asimismo, ha cosechado numerosos reconocimientos a nivel nacional por entiendes como fundación Repsol, la Junta de Andalucía o la Universidad de Jaén y ha sido expuesto en Silicon Valley California tras ganar el programa de emprendimiento Explorer Space.