El pueblo donde los perros son «vecinos no humanos»

  • Los perros y los gatos serán considerados «vecinos no humanos» en Trigueros del Valle
    Los perros y los gatos serán considerados «vecinos no humanos» en Trigueros del Valle
Valladolid.

Tiempo de lectura 2 min.

21 de julio de 2015. 07:31h

Comentada
Valladolid. 21/7/2015

La localidad vallisoletana de Trigueros del Valle se ha convertido en el primer municipio de España en reconocer en una declaración a sus perros y gatos como «vecinos no humanos» de la villa, informa Efe.

La aplicación de la denominada «Declaración de Renedo», que debe su nombre al pueblo vallisoletano en el que se fraguaron las ideas que han alentado esta iniciativa, garantizará que estos animales domésticos gocen de unas condiciones de vida y de salud razonables.

El objetivo, según ha explicado a EFE Pedro J. Pérez, alcalde de Trigueros del Valle, es «dignificar el trabajo de perros y gatos, ya que son animales que han estado con nosotros durante miles de años y en muchos casos han sido los ojos de nuestros vecinos cazadores o pastores».

La idea de esta propuesta, aprobada por unanimidad en el primer pleno celebrado en el Consistorio con la nueva corporación municipal, es «establecer una declaración de principios que cree una serie de derechos y deberes entre los animales y sus ahora tutores», ha detallado Mariano Vallestillo, miembro de Rescate 1.

Esta organización está especializada en la cobertura de las urgencias vitales de los animales y ha colaborado con Asociación Animalista Libera, con Defaniva (Defensa de Animales en Valladolid) y con Dianva (Defensa Animal Vallisoletana) para llevar al Ayuntamiento de Trigueros esta propuesta.

Rescate 1 se coordinará con el Consistorio para hacerse cargo de los animales que sean maltratados o abandonados.

El Ayuntamiento tutelará a estos animales hasta contactar con los miembros de la asociación y «serán ellos quienes los envíen al centro canino de la Diputación o les den los cuidados necesarios», ha concretado el primer edil del Ayuntamiento.

Esta original declaración, que sienta sus bases en los principios de la Declaración de los Derechos de los Animales (Londres, 1912), hace un llamamiento a los vecinos de la localidad, que podrán avisar a la administración local del abandono, enfermedad o maltrato de un animal o participar en las tareas de esterilización de las colonias de gatos.

Esta tarea se desarrolla en Trigueros desde hace más de un año y, según ha declarado el alcalde, es algo en lo que también ha sido pionero, ya que «es una manera de tranquilizar a los vecinos y de evitar la transmisión de posibles enfermedades».

Desde las organizaciones defensoras de los animales califican este reconocimiento como un paso «muy importante». Otros ayuntamientos de la provincia de Valladolid, como Mucientes, Renedo o Viana de Cega están estudiando ya la posibilidad de aplicar esta medida a sus animales domésticos.

EFE

Últimas noticias