Exploración espacial

«En avances tecnológicos de telecomunicaciones, nuevos materiales, etc., tenemos hoy un acervo impresionante»

  • Satélite TESS de la NASA
    Satélite TESS de la NASA

Tiempo de lectura 2 min.

25 de septiembre de 2018. 18:18h

Comentada
Ramón Tamames 25/9/2018

Leyendo el suplemento «Vida y Artes» del Financial Times” del pasado domingo 16 de septiembre, me encontré con un estupendo artículo de Martin Rees, que anuncia la próxima publicación de su libro «On the future prospect for humanity». Con una visión general de lo que ha sido hasta ahora la exploración espacial, y lo que podrá suceder en el futuro, el posible «próximo paso gigante».

Se trata de una cuestión que lleva a la controversia y que algunos quieren resumir, de madera muy roma, con aquello de que «¿merece la pena tanta inversión en lo que antes se llamaba la carrera espacial, cuando hay necesidades tan perentorias dentro del planeta Tierra en que vivimos?».

La respuesta podría ser igualmente sencilla, y desde luego afirmativa; recordando que sólo en avances tecnológicos de telecomunicaciones, de nuevos materiales, de previsiones meteorológicas, etc., tenemos hoy todo un acervo impresionante. Y si hubiera que citar lo más importante, para muchos lo es el programa de la NASA, de investigación de los asteroides que puedan amenazar la tierra en su trayectoria espacial, con la ulterior preparación para defendernos de una exterminación total. Incluso mayor de la que hace 70 millones de años acabó con los «grandes lagartos», como Isaac Asimov llamaba al amplísimo género de los dinosaurios.

Otras numerosas capacidades que hoy tenemos, se derivan también de los avances en la exploración espacial. Como son los satélites de la meteorología, de seguimiento del cambio climático, e incluso el GPS y mañana el Galileo, para el tráfico urbano, que sería imposible de regular hoy sin esos mecanismos. Y que en un futuro muy poco lejano podrían permitir, con sus perfeccionamientos, la conducción autónoma y el tráfico de drones. Y sobre todo, al final, la investigación del espacio podrá un día situarnos con mayor conocimiento de un universo en el que aún no sabemos si estamos solos, e incluso ni para qué.

Últimas noticias