• Image

Primavera

Sobre el autor

La primavera ha llegado a Madrid violenta, iracunda, sin piedad. Ha tirado árboles, ramas, objetos y con su violencia lamentablemente también se ha llevado vidas. Quiero que las primeras líneas en la entrada de mi blog de hoy, vayan dirigidas a los familiares del pequeño fallecido, sé que no hay palabras que valgan ante un dolor tan conmovedor y una muerte tan injusta, pero quiero que reciban mi más profundo pésame por la pérdida de su niño de cuatro años, a causa de la caída de un pino en el Parque del Retiro. Una desgracia de este calibre debe hacernos meditar a todos sobre cómo planificar, trabajar, inspeccionar, siempre con la responsabilidad necesaria para evitar que vuelva a ocurrir. Creo que en este punto debemos caminar todos unidos, evitando discrepancias políticas y con mucha serenidad. En cualquier caso, todo mi apoyo a los familiares de la criatura a la que le ha sido arrebatada la vida por un pino piñonero que, para más fatalidad, acababa de ser revisado, pero que no pudo mantenerse en pie ante los vientos desgarradores que azotaron nuestra ciudad.

Este mes de marzo estamos celebrando la Semana Santa etapa que conduce a pensar, al autoanálisis y al intento de resurgir con nuevas y mejores intenciones. En Madrid, por las grandes dimensiones de la ciudad, se vive de manera peculiar, cada Distrito tiene sus tradiciones y solo el Centro de Madrid conserva ese aroma a tradición que deberíamos conservar. Se prevé lluviosa, pero las Procesiones no dejarán de salir, no podemos olvidar que estamos en la época más importante para la religión cristiana, aunque a muchos no les guste oírlo, que, en los últimos años, además va sumando nuevos fieles, testigos y curiosos.

Mientras todo esto ocurre, la Alcaldesa de Madrid vive en su mundo fantástico, ese “realismo mágico” del que habla José Luis Almeida, nuestro portavoz popular. A un año de las próximas elecciones municipales los concejales más radicales de Ahora Madrid la mantienen acorralada y en la inacción. Manuela trata de inhibirse ante los problemas internos, pero los demás miembros de su grupo no hacen otra cosa que enfrentarse unos con otros y de paso hacer que su cabeza de filas pierda fuerza y liderazgo.

El Ayuntamiento de Madrid cuenta ya con cinco concejales imputados. La última en sumarse ha sido la inefable Rommy Arce, por incitación al odio, tras los terribles sucesos de Lavapiés con sus profundas secuelas. Culpabilizar a la policía de causante último de la muerte de un ciudadano senegalés fallecido por un infarto, ha sido su última iniciativa. En los tuits que publicó la Concejal Arce indicaba que Mbaye había sido “víctima de la xenofobia institucional” y del “sistema capitalista”, palabras no reprochadas por Carmena, dicho sea de paso, además de comparar lo acontecido con el asesinato xenófobo de Lucrecia Perez. Sinceramente, me quedo cuanto menos, asombrada, ante este tipo de situaciones y más cuando tenemos un cuerpo de Policía Municipal ejemplar y muy bien valorado por los ciudadanos por su cercanía, al que sólo tratan de hundir, desautorizar y dejar en mal lugar para imponer su evidente ideología antisistema y congratulase con sus votantes y seguidores.

Hubo un momento, al principio de este mandato municipal, en el que las sucesivas “Carmenadas”, podían hacernos hasta gracia porque las achacábamos a su inexperiencia, unida a la de su equipo. A día de hoy, estamos más que cansados de los constantes errores, de los viajes institucionales, de su odio al sistema establecido, de su abandono absoluto a las políticas sociales. Lo que parecía un juego ilusionante para algunos, que no la mayoría, ya ha dejado de serlo sobre todo porque está afectando a la vida de los más de tres millones de madrileños. Hacer política de gobierno consiste en pensar en todos los ciudadanos, los que te votan y los que no, si no resulta irracional e intolerante, muchos no queremos que nos impongan su ideología totalitaria, intransigente y sectaria.

Ya que estamos en época de reflexión espero que Manuela Carmena lo haga y piense en los vecinos de Lavapiés, en los comerciantes que vieron afectados sus negocios, en los policías hoy desacreditados, que no hicieron otra cosa que tratar de salvar la vida a Mbaye mientras llegaba el SAMUR, en las personas mayores y que comprenda que la situación no es fácil para nadie. Que considere por qué no se lleva bien con nueve ediles de su grupo ni con el grupo socialista y que planifique a partir de ahora, aunque ya sea un poco tarde, como pretende gobernar Madrid.

Espero que siga con la idea de reforzar los protocolos de arbolado para tratar de evitar futuras tragedias, soy consciente de que el riesgo cero no existe pero si deseo que se haga todo lo que esté en nuestras manos. Sobre todo espero que la Alcaldesa no siga dentro de una burbuja ficticia que no hace otra cosa que apartarla de la realidad madrileña. ¿Cómo es posible que mantenga en su puesto a una Concejal imputada y reprobada por todos los demás grupos políticos? Una Concejal que además impide iniciativas en los Plenos de sus dos Distritos, Arganzuela y Usera, de apoyo a nuestros policías, este Ayuntamiento se ha convertido, de verdad, en un foco de problemas que no de soluciones. Quiero, para terminar, declarar mi más firme apoyo a la Policía Municipal de Madrid. ¡Ya está bien!

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas

Últimas noticias