Butacas y palomitas en Palencia

La Muestra de Cine de la ciudad cumple 29 años con gran acogida por parte del público y pide más respaldo institucional para crecer y seguir generando actividad económica

Exposicion «1821 disparos. Retratando la Euforia» de la fotógrafa Mirta Rojo, dentro de la Muestra Internacional de Cine de Palencia, sobre los galardonados en los premios Goya de 2019
Exposicion «1821 disparos. Retratando la Euforia» de la fotógrafa Mirta Rojo, dentro de la Muestra Internacional de Cine de Palencia, sobre los galardonados en los premios Goya de 2019Brágimo (nombre del dueño)Ical

La Muestra de Cine Internacional de Palencia ya está aquí. El público de la ciudad, cinéfilo por naturaleza, espera durante todo el año esta cita que reúne, del 28 de febrero al 7 de marzo, algunas de las creaciones más premiadas y las propuestas más atractivas en cortos para sus Concursos Nacional y de piezas extranjeras.

En este sentido, 18 producciones españolas, entre obras laureadas y cintas de nuevos valores de la cantera del cine español podrán optar al mayor premio del certamen, el «Milagros Alcalde» otorgado por el jurado oficial, así como al Mejor Guion, así como los galardones del Público, del Centro Penitenciario de La Moraleja, de Mejor Interpretación y el de Mejor Dirección.

Por otro lado, 24 trabajos de los cinco continentes, procedentes de países como Francia, Corea del Sur, Irán, Italia, Australia, Túnez y Uruguay, entre otros, se harán valer para ganarse el beneplácito de los palentinos y alzarse como ganadores del Premio del Público y del Jurado Joven.

Así lo explica a LA RAZÓN uno de los miembros de la organización del certamen, Fran Fernández Asensio, quien asegura afrontar esta edición con «mucha ilusión» y «la mirada puesta en la número 30», para lo que solicita mayor respaldo institucional. «Todo lo que llega revierte en la ciudad, generando actividad económica. Creemos que se debe ver la cultura como una oportunidad y no un gasto», añade.

Sin «objetivos de grandeza, sino siendo realistas», el fin principal es que «la gente disfrute, sientan el cine como un elemento de juego, que salgan y comenten la película vista con sus amigos y familiares». Para ello, además de las muchas proyecciones programadas, habrá una sorpresa el jueves 5 de marzo a las 20,30 horas, avanza Fernández.

«La Muestra ha dado un giro en los últimos cinco años», asevera, lo que se demuestra en los 10.000 espectadores conseguidos en la pasada edición y el certificado de calidad para certámenes de cortometrajes otorgado este año por primera vez al festival por la Asociación de la Industria del Cortometraje (AIC).

Con este fuerte respaldo de fondo, la cinta encargada de levantar el telón el día 28 será «La hija del ladrón», distinguida con el Goya a la Mjor Dirección Novel, seguida de la presentación de «Madre», largometraje dirigido por Rodrigo Sorogoyen y continuación de su multipremiado corto de título homónimo.

Por otro lado, el cine independiente volverá a estar presente a través de la muestra de largometrajes internacionales y el problema de la despoblación alzará la voz a través del ciclo «Documentados» con dos piezas.

La programación se completa, dentro de la vertiente socio-educativa del festival, con el ciclo «Leer-Hablar-Ver», que abordará la relación de las letras con la gran pantalla. Asimismo, cinco producciones de Castilla y León tendrán cabida dentro de la sección «Quercus» el 7 de marzo.

También se puede disfrutar hasta el día 1 de unas fotografías muy cinematográficas de la palentina Mirta Rojo y se podrá asistir a una masterclass que ofrecerá el guionista Tirso Calero así como descubrir la «Feria de las Ilusiones» el 29 de febrero en la Plaza Mayor.