Aumentan un 14% los fallecimientos en residencias

La Junta reconoce como “delicada” la situación en algunos centros

Llegada de la unidad del ejército para desinfectar la residencia de Ancianos de San Bernabé y San Antolín (Palencia)
Llegada de la unidad del ejército para desinfectar la residencia de Ancianos de San Bernabé y San Antolín (Palencia)Brágimo (nombre del dueño)Ical

La situación en las residencias de ancianos, tanto públicas como privadas, y de personas con discapacidad sigue preocupando. Tanto es así que el número de ancianos fallecidos con coronavirus confirmado en las residencias de Castilla y León ha sido de 36 en las últimas 24 horas hasta alcanzar 292, lo que supone un aumento del 14 por ciento, mientras que los muertos con síntomas compatibles han sido 74 más hasta los 413, un aumento del 21,8 por ciento.

Según la información facilitada por la Junta, en la Comunidad existen 47.020 residentes en 1.214 centros de mayores, de los cuales en 131 se han producido muertes, en 45 de ellos una sola y en 32 más de cinco.

Los casos confirmados de COVID-19 son 810 -67 más-, mientras que los aislados con síntomas compatibles son 2.511 -100 más- y en aislamiento preventivo sin síntomas son 4.513 -54 más-.

En este sentido, el vicepresidente del Ejecutivo autonómico, Francisco Igea, ha asegurado que la situación en algunas residencias es “delicada” así como ha afirmado que si es necesario intervenir alguna más se hará, como se ha hecho hasta ahora en tres residencias privadas de la comunidad.

Además, ha insistido en que se están monitorizando día a día todos los centros para tomar las medidas más adecuadas en función de la situación en la que se encuentran, bien interviniéndolas o reforzando el personal.

Así, ha descartado intervenir la Casa de la Beneficiencia de Valladolid y ha aseverado que la actuación en esta residencia por parte de la Junta ha sido “correcta” y “transparente”. Asimismo, ha confirmad que en los últimos días se han producido contrataciones de personal, además de incorporarse más de una decena de voluntarios.

A su vez, también ha reconocido que gran parte de la mortalidad del coronavirus se está concentrado en las residencias de mayores, dado que son centros donde convive mucha gente que tienen relación con el exterior a través de los trabajadores, factor que se une a la edad avanzada de las personas.

Finalmente, ha rechazado también intervenir la residencia Domus 6 en el municipio vallisoletano de Arroyo de la Encomienda aunque ha recalcado que si fuera necesario se tomará el control del centro para garantizar la asistencia.