Óscar Puente conoce la nueva sede de la Asociación contra el Cáncer en Valladolid

La Marcha de este año se realizará de manera virtual bajo el lema "Nuestra carrera nunca se para"

Óscar Puente visita la nueva sede acompañado por el presidente de la Asociación, Artemio Domínguez, los vicepresidentes Francisco Javier Arroyo y José Rebollo y distintos miembros del consejo
Óscar Puente visita la nueva sede acompañado por el presidente de la Asociación, Artemio Domínguez, los vicepresidentes Francisco Javier Arroyo y José Rebollo y distintos miembros del consejoAyto. Valladolid

El alcalde, Óscar Puente, ha visitado la nueva sede de la Asociación Española contra el Cáncer en Valladolid acompañado por presidente de la Asociación, Artemio Domínguez, los vicepresidentes Francisco Javier Arroyo y José Rebollo y distintos miembros del consejo.

La AECC Valladolid se ubica, desde febrero del presente año, en la calle Claudio Moyano, 26, bajo. El principal motivo de este cambio de domicilio fue la necesidad de garantizar un espacio óptimo al paciente de cáncer y a sus familiares. Debido a la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo, el centro ha tenido que permanecer cerrado, aunque la asociación ha mantenido sus servicios telemáticamente hasta la reapertura de puertas de su nueva sede, lo que ha sucedido el pasado 15 de junio, garantizando la seguridad frente al COVID-19.

Óscar Puente visita la nueva sede acompañado por el presidente de la Asociación, Artemio Domínguez, los vicepresidentes Francisco Javier Arroyo y José Rebollo y distintos miembros del consejo FOTO: Ayto. Valladolid

La nueva sede de la AECC Valladolid es una comunidad que acompaña a las personas, donde se comparten y generan experiencias comunes. Integra a la sociedad en general, que es fundamental para la normalización y evitar estigmatizar la enfermedad. Con su visita, el alcalde ha querido reforzar el apoyo incondicional que desde el Ayuntamiento siempre se muestra hacia la labor que desarrolla la Asociación.

Para frenar la propagación de posibles contagios por COVID-19, la entidad mantiene un aforo máximo de 15 personas y ha implantado en todas sus instalaciones un riguroso protocolo de seguridad que abarca la prevención, desinfección y actuación.

Aunque la actual situación marcada por el COVID-19 impide la celebración de manera habitual de algunos eventos ya consolidados en el calendario como la Marcha contra el Cáncer, se están buscando vías alternativas para poder mantener un evento como este que, sólo en Valladolid capital, arroja cifras récord de participación cada año (58.000 personas se inscribieron en la edición de 2019, convirtiéndola en la más numerosa de todo el país).

Así, en su IX edición la Marcha se celebrará bajo el lema ‘Nuestra carrera nunca se para’, albergando a toda la provincia vallisoletana, y tendrá carácter virtual, para cumplir con las medidas de seguridad necesarias evitando grandes concentraciones de público, pero manteniendo su carácter solidario que tanto arraigo tiene en la sociedad.