La Diputación de Valladolid amplía hasta el 5 de octubre las ayudas a pymes afectadas por la pandemia

El objetivo es cubrir los gastos ocasionados por el cese de su actividad o por la minoración de ingresos

La Diputación de Valladolid, que preside Conrado Íscar, anunció que amplía hasta el próximo 5 de octubre el plazo para la solicitud de las ayudas a autónomos y pequeñas empresas para cubrir los gastos ocasionados por el cese de su actividad o por la minoración de ingresos que hayan sufrido durante el Estado de Alarma.

El objetivo de esta convocatoria, dotada con dos millones, es “ayudar a restaurar el tejido empresarial de la provincia con el apoyo directo a más de 3.300 autónomos y pequeñas empresas localizadas en municipios de menos de 20.000 habitantes”, informaron fuentes de la institución provincial vallisoletana.

De este modo, las subvenciones servirán para acometer las pérdidas que han sufrido los autónomos y las pequeñas empresas bien porque han cesado toda actividad de forma transitoria en este período, o porque aún manteniendo su actividad se ha producido una disminución importante en el volumen de negocio.

Según las bases de esta convocatoria, la ayuda máxima por beneficiario será del 60 por ciento de los gastos subvencionables, que incluyen los gastos de alquiler o hipoteca del lugar de negocio. Asimismo, cubre los gastos de los préstamos relacionados con el negocio o actividad, si no se dispone de local físico.

Finalmente, estas ayudas también se pueden aplicar a los gastos de luz, agua, y calefacción del negocio, las telecomunicaciones relacionadas con el negocio, gastos de asesoría (fiscal, contable o legal) relacionados con la COVID-19 y seguros de negocio, y los gastos de publicidad vinculados a la venta online o relacionados con el posicionamiento de la web.