Fernández Mañueco reclama a Pedro Sánchez que declare el toque de queda en Castilla y León

La Comunidad bate récord de contagios con 1.429 casos positivos en el último día y 19 nuevos decesos

Madrid y las Castillas compartirán estudios de seroprevalencia y rastreo
El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández MañuecoLuca PiergiovanniEFE

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha solicitado hoy al jefe del Ejecutivo central por medio de una carta remitida esta misma mañana el establecimiento del toque de queda en la Comunidad, en el marco normativo que corresponda.

El máximo responsable del Gobierno autonómico asume que se trata de una medida dura, pero defiende que es imprescindible en este momento. Advierte de que la evolución epidemiológica en Castilla y León en esta segunda ola es preocupante, como evidencian los datos, lo que implica que las medidas preventivas puestas en marcha hasta el momento sean ya insuficientes para revertir la tendencia.

En la carta dirigida al presidente de España, Fernández Mañueco expresa su confianza en que la implantación del toque de queda pueda ser eficaz para ayudar a controlar la expansión del virus; una expectativa que comparten tanto el conjunto del Gobierno autonómico, como los expertos que lo asesoran.

Al respecto, Fernández Mañueco recuerda que la experiencia está demostrando que el riesgo de contagio se está concentrando especialmente en las relaciones sociofamiliares, dentro de ámbitos privados y en horario nocturno. De ahí que defienda que es trascendental actuar de forma urgente y con más precisión para limitar al mínimo estos contactos.

La petición para la implantación del toque de queda adelantada por carta al jefe del Gobierno será formalmente solicitada esta tarde por Castilla y León, en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud. El presidente de la Comunidad espera que en este foro puedan debatirse y acordarse con el apoyo de todas las autonomías ésta y otras medidas que permitan frenar la propagación del coronavirus.

Asimismo, en su escrito, Fernández Mañueco recuerda a su homólogo en el Ejecutivo nacional que le ha solicitado reiteradamente, en las Conferencias de Presidentes Autonómicos, el refuerzo del marco jurídico ordinario con el objetivo de facilitar a las comunidades autónomas la adopción rápida, eficaz y con seguridad jurídica de medidas eficaces en la lucha contra la pandemia; una petición que no ha sido considerada.

Fernández Mañueco finaliza su carta manifestando su convicción de que sólo desde el consenso, el diálogo, y sobre la base de los criterios científicos, se podrá hacer frente con garantía de éxito a esta tragedia sanitaria, social y económica. Valores que, recuerda, son los que reclaman los ciudadanos.

Consejo de Gobierno

Y es que la situación es muy grave, francamente preocupante y que va a llegar a ser “dramática en las próximas semanas”. Así lo han trasladado el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en rueda de prensa en un día en que Castilla y León ha batido el récord de contagios con 1.429 positivos en las últimas horas. “Estamos en transmisión comunitaria, y la posibilidad de que se extienda más la enfermedad”, añadía Casado.

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, durante la rueda de prensa
El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, durante la rueda de prensamir_ical

Por ello, Igea ha sido tajante en la rueda de prensa al señalar que se hace necesario ya, “y que no puede pasar del día de hoy más medidas más restrictivas, como el toque de queda. Ha llegado el momento. Las vidas de miles de españoles están en juego y las decisiones deben ser drásticas y duras”.

“Nuestras decisiones pueden causar la muerte de los demás”, señalaba también al pedir responsabilidad tanto a las administraciones como a los ciudadanos, que se están saltando la cuarentena, y señalaba que “el Gobierno debe ejercer su responsabilidad y dejar de discutir y pasar la pelota de unos a otros para preservar la vida de miles de españoles”.

“No queremos jugar un día más a ver quien la lleva. Hay que tomar medidas restrictivas”, recalcaba Igea.

Y es que las últimas horas, la cifra de contagios en la Comunidad continúa ascendiendo con 1.429 casos positivos, donde Valladolid continúa, por segundo día consecutivo con 344 casos más, seguida por Salamanca con 281, León 242 y Burgos con 189.

Por capitales de provincia, llama la atención que aquellas que en estos momentos siguen confinadas, continúan subiendo los casos ya que Palencia llega a una incidencia acumulada de 827 por cada 100.000 habitantes y León que también llega a los 816. Salamanca tiene 732 y Burgos 613.

Valladolid continúa a las puertas de los 500, alcanzado los 489, y ya más lejos se sitúan Ávila con 401; Zamora con 379; Segovia con 325 y Soria con 192.

Una transmisión comunitaria que está llegando a cada punto de la Comunidad, ya que cada vez se suman más zonas básicas de salud de la Comunidad en riesgo, sumándose entre otras Belorado, Astorga, Mansilla de las Mulas, Guijuelo, Guardo, Medina de Rioseco, Peñafiel o Benavente.

La cifra de fallecidos este jueves, según datos facilitados por la Junta, llegan a 19, de los que 16 se han producido en los hospitales. La situación en estos centros hospitalarios continúa la pauta de los últimos días, es decir, en ligero aumento, con 1.217 pacientes de los que 157 se hallan en las Unidades de Cuidados Intensivos, y que supone el 37 por ciento del total. La edad media de las personas ingresadas es de 63 años.

En estos momentos en Castilla y León existen 481 brotes con 4.323 personas vinculados a ellos.