Toque de queda en Castilla y León desde este fin de semana

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, apoya esta decisión y el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, avanza que ya se trabaja en las opciones jurídicas para ello

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha avanzado que Castilla y León establecerá el toque de queda este fin de semana. Así lo ha manifestado durante una rueda de prensa, posterior a un encuentro en Valladolid con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien ha mostrado el apoyo del Gobierno a esta medida. No obstante, los servicios jurídicos de la Junta se encuentran trabajando para ver las diferentes opciones para su aplicación de manera urgente.

Durante su comparecencia, Fernández Mañueco, ha asegurado que, ante la situación epidemiológica en la Comunidad, se hace necesario actuar con la máxima rapidez, y por ello ha vuelto a realizar una llamada a la ciudadanía para que sean responsables ante la situación. “Vamos a trabajar para que el toque de queda entre en vigor mañana”, ha asegurado.

El presidente ha indicado que este toque de queda va a impedir que ningún ciudadano pueda estar en la calle en un franja de horario determinado, que se está estudiando; se va a proceder el cierre de algunos establecimientos públicos además de la reducción de aforos en distintas instalaciones.

Un toque de queda que hará que el confinamiento perimetral, que en la actualidad existen en esta Comunidad, con cuatro capitales como León, Palencia, Salamanca y Burgos, y en el día de hoy se establecía Ponferrada a partir de mañana, quedarán eliminadas, debido a que esta última medida “será más restrictiva”, y ante el hecho de que el cierre de esas localidades no ha rebajado la incidencia, es más, la ha multiplicado.

“Vivimos un momento decisivo” ha explicado Fernández Mañueco, alertando que claramente Castilla y León se encuentra en “transmisión comunitaria” y que por ello, “no podemos permitirnos una situación tan dramática como la vivida en el mes de abril”.

“Unas decisiones duras, necesarias e imprescindibles, pero que son necesarias para la recuperación económica y social de la Comunidad” , ha recalcado Fernández Mañueco que ha mostrado la colaboración y la lealtad en todo momento con el Gobierno de España en esta cuestión. “Somos una nación con un doble motor que deben ir a la misma velocidad”, ha señalado pero también ha pedido al Gobierno de la nación que tome cartas en tres de los grandes problemas de la Sanidad castellano y leonesa como la falta de financiación, de profesionales y de criterios comunes para toda España.

El propio ministro Salvador ha asegurado que vienen semanas muy complicada, y ha alertado que nos enfrentamos a un problema y a un horizonte “de cinco o seis meses”.