La Diputación de Valladolid destina 350.000 euros a la compra anticipada de EPIs

La institución que preside Conrado Íscar amplía a toda la provincia la convocatoria de ayudas para atender las necesidades derivadas por los rebrotes

La Diputación de Valladolid, que preside Conrado Íscar, destinará 350.000 euros del Fondo de Contingencia del Plan de Choque a la adquisición de equipos de protección individual (EPIs) para los trabajadores de la institución. Así lo han decidido los portavoces de los grupos políticos en una reunión en la que también decidieron, ante las limitaciones de movilidad nocturna impuestas en la provincia, ampliar a todos los municipios la convocatoria de ayudas para atender las necesidades derivadas por los rebrotes de la Covid-19 y con una dotación de 520.000 euros.

Las ayudas serán de hasta 1.500 euros para los municipios de menos de 500 habitantes y las entidades locales menores; de hasta 2.000 euros para los municipios de entre 501 y 1.000 habitantes; de hasta 4.000 euros para los municipios de 1.001 a 2.000 habitantes; de hasta 6.000 euros en aquellos municipios entre 2.001 y 5.000 habitantes; y de hasta 10.000 euros para los municipios de más de 5.000 habitantes.

Entre las decisiones adoptadas destacan también los 274.000 destinados a las obras de adaptación de los dentros residenciales a la nueva realidad, pendiente en cualquier caso de las decisiones que se adopten en el grupo de trabajo constituido para analizar los problemas detectados en la pandemia y mejorar la seguridad y la atención en las residencias Cardenal Marcelo y Doctor Villacián.

Asimismo, los grupos aprobaron destinar 100.000 euros a ayudar a los ayuntamientos de la provincia en la desinfección de los pabellones municipales y colegios. Por otro lado, se decidió destinar 100.000 euros a suplementar los fondos destinados a microcréditos para las empresas, programa que desarrolla en colaboración con FiareCyl, tras haberse agotado la partida anterior y mantenerse una demanda alta de estas ayudas.

Hay que recordar que se trata de créditos de un máximo de 5.000 euros, con un año de carencia y la condonación del 10 por ciento del crédito, por lo que los beneficiarios solo deben devolver 4.500 euros en 45 cuotas mensuales de 100 euros. Los solicitantes tienen que presentar un plan de empresa que incluya un estudio de viabilidad económica y, entre otros requisitos, justificar la exclusión financiera que les impide acudir a crédito en los bancos tradicionales.

Por último, ante la situación sanitaria y las nuevas medidas adoptadas por la Junta de Castilla y León, se ha decidido como medida preventiva la paralización temporal de la actividad de las aulas de cultura de la Diputación de Valladolid.