Unos presupuestos para “seguir haciendo de Valladolid una provincia de oportunidades”

El presidente de la Diputación Conrado Íscar presenta unas Cuentas para 2021 que ascienden a los 117,02 millones

La Diputación vallisoletana ha elaborado unos presupuestos de 2021 para “seguir haciendo de Valladolid una provincia de oportunidades”. Así lo aseguró el presidente de la institución provincial, Conrado Íscar, durante la presentación de las Cuentas para el próximo año que ascienden a los 117,02 millones, lo que supone un incremento del 5,75 por ciento con respecto a 2020. En el acto estuvo acompañado del vicepresidente primero y responsable de Hacienda, Víctor Alonso Monge, y de la vicepresidenta segunda, Gema Gómez.

Conrado Íscar señaló que, “este Presupuesto que hoy presentamos se basa en dos ejes fundamentales. El primero es la realidad que vivimos, que va a incidir de manera esencial en el próximo ejercicio. No podemos ser ajenos a la realidad. El segundo es continuar con el camino marcado en el presupuesto anterior y actualizarlo incluyendo una serie de novedades que derivan de los nuevos retos a los que la Corporación Provincial tiene que hacer frente en los próximos años”.

El presidente de la Diputación de Valladolid destacó que “estamos, sobre todo, ante un presupuesto de futuro que tiene muy en cuenta el porvenir de nuestra provincia como tierra de oportunidades. Por desgracia, la pandemia ocupa nuestro trabajo de hoy, pero no puede frenar nuestros proyectos de futuro. Estamos trabajando para el día después de la Covid-19 y para cada día del presente”.

En este sentido aseguró que “el sentido de la responsabilidad nos lleva a presentar un presupuesto condicionado en algunos aspectos por la crisis sanitaria, económica y social que estamos sufriendo. Pero la gravedad de la crisis no puede ser la excusa para no abordar las reformas que creemos necesarias o para frenar programas que consideramos prioritarios”.

Nuevos servicios a los ayuntamientos

Tras recordar que el pasado año se iniciaba una profunda reestructuración interna de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar defendió el papel de las diputaciones provinciales “como eje vertebrador de la subsistencia de nuestros municipios”, al tiempo que ha señalado que “necesitamos modificar y actualizar nuestra manera de trabajar para profundizar en nuestro papel como administración prestadora de servicios. Nuestras actuaciones no solo deben estar dirigidas a las aportaciones de ayudas o subvenciones, sino también, y cada vez más, a la prestación directa de servicios como fórmula para avanzar en la cooperación y el asesoramiento municipal”.

En este sentido, anunció la reforma interna del Servicio de Nuevas Tecnologías, con el fin de atender las necesidades actuales de los municipios en materias como la Administración Electrónica, del Servicio de Urbanismo, con la creación de un grupo de arquitectos al servicio de los ayuntamientos de la provincia; del Servicio de Medio Ambiente y Agricultura, para adaptarse a las nuevas necesidades; y de los Servicios Jurídicos, que empezarán a prestar asesoramiento legal a los ayuntamientos a partir del 1 de enero.

Sentido de la responsabilidad

Conrado Íscar reconoció que el retraso en la presentación del proyecto de los Presupuestos Generales del Estado y la ausencia de aún de proyecto por parte de la Junta “suscitan algunas incertidumbres. Pero siempre hemos mantenido que los retos y necesidades a los que tiene que hacer frente la provincia de Valladolid no pueden esperar. Afrontarlos es nuestra obligación”.

Asimismo, señaló que estos Presupuestos podrían haber sido aún más amplios y ha criticado que el Gobierno de España no haya incluido “en el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia a las Diputaciones Provinciales, con la finalidad de que puedan ser destinatarias y beneficiarias directas de los fondos europeos extraordinarios que se incluyen en dicho Plan en igualdad de condiciones que las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos”.

La apuesta por el empleo, de nuevo prioritaria

El presidente de la Diputación de Valladolid recordó el incremento de las cifras el paro en el último año, más del 16 por ciento en el total de la provincia, por lo que “la creación de empleo y la apuesta por el desarrollo económico sigue siendo una de las grandes prioridades de este equipo de Gobierno, consciente de la situación actual en la que se encuentran muchos de nuestros vecinos, trabajadores, autónomos, pequeños comercios o empresas de nuestra provincia”. A esta materia se destinan algo más de 11,01 millones de euros (11.010.282,23) con un incremento del 8,90 por ciento, en el Presupuesto de 2021.

El Plan Impulso vuelve a consolidarse como principal herramienta en esta materia, superando los 3,35 millones de euros, con un incremento del 16,80 por ciento. En este ámbito se incluyen diferentes líneas de ayudas, que alcanzan los 1,36 millones de euros. Como novedad se incluyen diferentes líneas de apoyo a la inversión destinadas al fomento del empleo y autoempleo (85.000 euros), del ecoempleo (100.000 euros), de proyectos innovadores de ayuntamientos (150.000 euros) y empresas (150.000 euros), del asociacionismo de transformación (100.000 euros), o de sectores tan afectados como la cultura (60.000 euros) y el turismo (60.000 euros), sin olvidar las destinadas a colectivos especialmente vulnerables en el empleo como la mujer (85.000 euros), los jóvenes (85.000 euros) o las personas con capacidades diversas (45.000 euros).

En materia de Turismo, el sector más afectado por la pandemia, se superan los 5,19 millones de euros, que se destinan a acciones de promoción. Se va a incidir de manera especial en la promoción del turismo de naturaleza como turismo seguro y accesible. Destacan las diferentes líneas de ayudas a la promoción e inversión en mejora de las rutas de senderismo (165.000 euros), sin olvidar la apuesta por el enoturismo (80.000 euros a las Rutas del Vino Certificadas) o eventos como el V Centenario del Movimiento Comunero (86.000 euros)

Asimismo, se potencian de manera muy importante las actuaciones en materia de promoción de la marca Alimentos de Valladolid, que superan los 690.000 euros (+87,89 por ciento) y que retoma el proyecto de recuperación y rehabilitación del antiguo edificio de la Granja Escuela (250.000 euros) como lugar de referencia en la capital de la provincia para todos los productores agroalimentarios de la provincia que formen parte de la marca.

En materia de Cultura, se consolida el programa Encendiendo Candilejas, nacido dentro del Plan de Choque, para fomentar la contratación de espectáculos en los municipios de la provincia (150.000 euros) y se incrementa la partida para el Festival de Teatro Alternativo de Urones de Castroponce (25.000 euros, +36,28 por ciento), con motivo de la celebración de su 25º aniversario.

Compromiso con los más vulnerables

Los servicios sociales vuelven a ser la partida más elevada del Proyecto de Presupuestos de la Diputación de Valladolid, superando en esta ocasión los 54,81 millones de euros (54.828.110,97), con un incremento del 3,89% con respecto al presente ejercicio. A ellas se destinan casi 47 de cada 100 euros del Presupuesto.

Por partidas, destaca la subida de las partidas destinadas a la lucha contra la exclusión social (617.500 euros, +70,11%), debido al incremento de solicitudes a causa de la crisis generada por la Covid-19. Como ha señalado Conrado Íscar “es una triste novedad que rompe con la tendencia descendente de los últimos tres años, pero es la demostración de que en la Diputación de Valladolid nunca vamos a abandonar ni a las familias ni a las personas más vulnerables”.

También se incrementan notablemente las partidas destinadas a Envejecimiento Activo (158.350 euros, +33,18 por ciento) para ayudar a combatir los problemas generados por el aislamiento y la soledad de los mayores a causa de las restricciones a la movilidad de las personas. También como novedad, se crea una nueva línea de ayudas al mantenimiento de locales de las Asociaciones de Personas Mayores de la provincia (240.000 euros). Asimismo, se destinan 552.000 euros al desarrollo de proyectos en materia de acción social a cargo de las entidades del llamado Tercer Sector.

Un año más, se incrementan las partidas destinadas a Ayuda a Domicilio y Teleasistencia (8,28 millones de euros, +8,24 por ciento), así como la partida destinada a la Red Integrada de Personas con Discapacidad, (1,75 millones de euros, + 5,42 por ciento), que como novedad recoge la puesta en funcionamiento de la Vivienda Tutelada de Nava del Rey.

En materia de Familia se mantiene la unificación de convocatorias iniciada el pasado año y se incrementa la partida a 856.636 euros (+3,63 por ciento). En Juventud, se incrementan las ayudas en materia de vivienda hasta los 754.000 euros (+16 por ciento). En cuanto a Igualdad de Oportunidades, las ayudas se incrementan un 34%, hasta los 214.000 euros.

Modernización de los municipios

Las partidas destinadas al desarrollo y la modernización de los municipios de la provincia superan los 40,78 millones de euros (40.786.470,56), lo que supone un incremento del 4,67 por ciento en las partidas destinadas a este fin. Según Conrado Íscar, “un incremento que responde a la verdadera esencia de las diputaciones provinciales. Por eso hemos reformulado la actividad del Área de Asistencia y Cooperación a Municipios, incluyendo nuevas partidas y reestructurando su actividad para prestar mayores servicios a los ayuntamientos”.

Entre las novedades, destaca el incremento del 125% de las ayudas destinadas a Obras y Equipamientos Urgentes (900.000 euros) o la creación de nuevas líneas de ayudas destinadas a la recuperación del mobiliario urbano (70.000 euros) o a un nuevo programa de mantenimiento y realización de pequeñas obras en iglesias (120.000 euros) cofinanciado a partes iguales con el Arzobispado de Valladolid.

También son novedades nuevas líneas de ayudas destinadas a ayudar a los ayuntamientos en la actualización de sus inventarios (40.000 euros); ayudas para la elaboración de la documentación técnica necesaria para el mantenimiento del alumbrado público (20.000 euros); ayudas para implantar el control telemático a través de una plataforma informática del consumo de agua en cada municipio a tiempo real (200.000 euros); o las ayudas para mejorar los equipamientos de los juzgados de paz de la provincia (18.000 euros).

Asimismo, se incluye una partida de 700.000 euros para abordar la depuración de las aguas residuales en los municipios de más de 500 habitantes, dentro del convenio suscrito con la Junta de Castilla y León.

El presupuesto incluye también la segunda anualidad de la convocatoria bienal de los Planes Provinciales, que contarán en 2021 con una partida de 14,61 millones de euros, en los que se incluyen 2,06 millones del Plan de Mantenimiento de Servicios y 2,1 de Plan de Libertad de Gasto. Estas partidas se complementan con el Fondo de Actividades y Servicios, dotado con 3,45 millones de euros.

En materia de infraestructuras se destinan 500.000 euros al cumplimiento de la Estrategia Viaria 2019-2031 que se suman a los 2,79 millones de euros del Plan de Conservación de Carreteras. Y en materia de medio ambiente, se incrementa un 67,04 por ciento el presupuesto del Consorcio Provincial de Medio Ambiente, que alcanza los 3.809.399,75 euros. Entre las novedades, incluye una partida de 250.000 euros para adquisición de diferentes tipos de contenedores.

Digitalización y Administración electrónica

La cifra inicial destinada a esta materia en el presente ejercicio supera los 2,23 millones de euros. De esa cantidad, destacan los 1,18 millones de euros destinados al desarrollo de la Administración electrónica tanto de la propia Diputación como de los ayuntamientos de la provincia, que además se verán beneficiados del incremento del 74,38 por ciento en la partida destinada a la prestación de servicios digitales (535.000 euros).

En este ámbito, y en lo que se refiere a la extensión de la banda ancha, se está a la espera de conocer las conclusiones del Plan Director actualmente en proceso de elaboración, así como de establecer las cantidades definitivas para el desarrollo del protocolo suscrito el pasado mes de julio con la Junta de Castilla y León.

Aprobación en Noviembre

El Proyecto de Presupuestos 2021 reserva 1,8 millones de euros a una partida exclusiva destinada al Plan de Contingencia con el que afrontar las posibles actuaciones sobrevenidas que se puedan derivar la pandemia de Covid-19.

El Proyecto de Presupuestos 2021 ha sido pactado por las dos formaciones políticas (Grupo Popular y Grupo Ciudadanos) que configuran el Equipo de Gobierno, lo que garantiza su aprobación, aunque ambas formaciones han mostrado su intención de alcanzar acuerdos con el resto de Grupos Políticos de la Diputación de Valladolid, tal y como sucedió con la aprobación del Plan de Choque.

A partir de la próxima semana se iniciarán los contactos para explicar las diferentes partidas del presupuesto y su aprobación inicial está prevista para el Pleno Ordinario que la Diputación de Valladolid celebrará el próximo 27 de noviembre.